22 de febrero de 2014 00:01 AM
Imprimir

Los productores norteños viven distintas realidades financieras

En Salta, Santiago del Estero y Chaco los agricultores están complicados por los costos, el endeudamiento y la presión fiscal; en Formosa, en cambio, repuntan con apoyo estatal.

Un mosaico de situaciones se vive en la agricultura del norte del país, donde se pasa de una situación complicada para los productores de Salta, Santiago del Estero, Tucumán y Chaco a un panorama de normal a mejor en el norte de Santa Fe y a un cuadro alentador en Formosa, donde los pequeños y medianos productores se sostienen con ayuda crediticia oficial.

“La situación económica financiera de los productores agrícolas ganaderos en Salta es muy complicada. Todos están endeudados y muchos de los insumos se acordaron con pago a cosecha”, dijo Lisandro de los Ríos, gerente de la Asociación de Productores de Granos del Norte (Prograno).

Según De los Ríos varios factores confluyen en esta situación. “En los últimos dos años se perdió casi toda la cosecha por la sequía; en el ciclo 2012/13 cayó un 30% el stock ganadero, que se tuvieron que liquidar para descargar los campos por falta de pasturas y alimento; una presión impositiva insostenible y el costo de los fletes.

En el mismo sentido, el presidente de la Federación de Asociaciones Agropecuarias Santiagueñas, Juan Pablo Karnatz, definió el panorama de los productores en su provincia. “Venimos de una seca de tres años y el productor se empezó a endeudar con los proveedores y con los bancos, algo que antes no ocurría. A partir de ahí ahora está todo jugado a una siembra tardía, ya que la soja se terminó de sembrar el 20 de enero, un mes más tarde de lo habitual “, dijo a LA NACION.

En ganadería, dijo que la situación se ha ido resolviendo porque las pasturas subtropicales reaccionan más rápido por las lluvias que hubo en diciembre que llegaron tarde para la soja. “Pero el problema es que muchos productores medianos y chicos tuvieron que vender mucha hacienda y probablemente no la pueda recuperar.

En tanto, desde la Sociedad Rural del Chaco se informó que la situación económica de los productores no es la mejor: vienen de dos campañas irregulares a mediocres afectadas por el clima sumado al aumento de los insumos y a la baja en las cotizaciones de los granos que no da mucho margen.

Agregó la entidad que la situación financiera es crítica ya que los productores tienen agotado el crédito y advirtió que ya no hay espaldas para aguantar un año malo.

La decisión de siembra del productor genuino en su mayoría no se ve afectada, pero también hay casos de productores del segmento medio tecnificado que se fueron a sembrar a Paraguay y al Uruguay por menores costos de insumos y menor presión del fisco.

También es difícil la situación económica y financiera de los productores tucumanos, debido al aumento de los costos, el menor rendimiento en cosechas anteriores y a la alta presión fiscal que hicieron menos rentable la actividad. La mayoría de los agricultores, para poder afrontar la siembra de esta temporada, tuvo que recurrir a créditos bancarios.

No obstante, lo que afectó a los productores a la hora de decidir la siembra fue la cuestión climática.

Cambia el panorama

Por su parte, Norberto Niklis, de la Cooperativa Unión Agrícola de Avellaneda, departamento General Obligado, en Santa Fe, explicó: “No puedo asegurar que el productor del norte santafecino está en su mejor momento, pero después de tantos meses de preocupación e inquietud, después de que llegaron las lluvias, aunque dispares, se observa un panorama mejor, como es el caso del algodón, maíz y sorgo”.

En tanto, según informes de las cooperativas, que son las que proveen de insumos a los productores asociados, la situación económica conspiró con el ritmo de inversiones de los últimos años. No obstante, mejoró la calidad de implementos y maquinarias. Los promedios de uso de agroquímicos también se mantuvieron.

Para Federico Alonso, consultor en temas agropecuarios, “la situación financiera del productor es toda una incógnita, especialmente porque ya sabemos que hasta que no venda, no hay movimiento. El repunte del valor de la soja en los últimos 15 días ha sido importante. Pero los insumos, en muchos casos, están en dólares. Una serie de gastos apuntados en costos de producción (fumigación, entre otros) están relacionados con el dólar. Creo que estamos en pleno momento de ajuste real de tarifas. Si el año productivamente es bueno, va ayudar”, concluyó.

Ayuda en Formosa

La contracara de la situación está en Formosa, donde la presente campaña agrícola tendrá un crecimiento del orden del 60 por ciento de lo sembrado respecto de la anterior, según ponosticó el director de Producción Sustentable, Jorge Hernández. Entre cultivos de primera y segunda siembra se estaría en las 165.000 hectáreas, mientras que la anterior fue de 102.000 hectáreas.

Para que esto ocurra “fue clave -según el productor Rolando Zieseniss- el aporte de 12 millones de pesos de la Nación que sumados a los financiamientos y ayudas provinciales son fundamentales para afrontar deudas contraídas y al mismo tiempo participar la presente campaña agrícola.

Según se informó, la determinación de volver a sembrar fue impulsada por la decisión de la provincia de incluir, sobre todo a los pequeños y medianos productores, en el Plan Agrícola Provincial para el que se destinaron 160 millones de pesos para las labores culturales, la provisión de semillas y la compra de agroquímicos y fertilizantes así como para el levantamiento de la cosecha.

El trabajo en red del INTA, el INTI, los Centros de Validación de Tecnologías Agropecuarias (Cedeva), la Universidad Nacional de Formosa y el gobierno provincial permitieron que el factor tecnológico y el uso de la genética sea accesible parea los diferentes sistemas productivos.

Zieseniss, de El Colorado, en el sur provincial, agregó que los agricultores pequeños y medianos vienen de dos campañas con pérdidas por la fuerte sequía,

Otro productor, Carlos Alegre, señaló: “Tenemos buena perspectiva para la campaña actual, estamos en una etapa cerca de cosecha, donde visualizamos bien los lotes de algodón”.

Con la colaboración de José Sbrocco, desde Tucumán; José Bordón, desde Santa Fe, y Justo Urbieta, desde Formosa.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *