16 de noviembre de 2009 12:13 PM
Imprimir

Uruguay   –    Feldman controló Fondo Forestal, vinculada a la Consultora Eurosur

El contador Feldman también fue gerente general de Fondo Forestal, cuyo presidente era el actual presidente de la Cámara de Industrias, Diego Balestra. Uno de sus directores era el doctor Alfredo Toledo, ex presidente del Sindicato Médico y dirigente del Partido Nacional.

Después de la historia de sucesivas irregularidades de la empresa forestal Paso Alto, el economista Saúl Feldman fue gerente de otra empresa del mismo rubro denominada Fondo Forestal.

Según pudo saber LA REPUBLICA, Fondo Forestal tenía un directorio presidido por el actual presidente de la Cámara de Industrias del Uruguay, ingeniero Diego Balestra. El vicepresidente de Fondo Forestal era el economista Juan Sánchez Loppacher, quien integraba la Comisión de Asuntos Económicos y Fomento a la Inversión de la Cámara de Industrias del Uruguay (CIU), presidida por el ingeniero agrónomo Gregorio Aznárez, ex presidente de la CIU, y vinculada al negociado de Pedro Bordaberry por las tierras de Rausa. En tanto, los directores de la empresa Fondo Forestal eran el doctor Alfredo Toledo, ex presidente del Sindicato Médico y candidato por las listas de Larrañaga que impulsan a la Presidencia al Dr. Luis Alberto Lacalle, y el también blanco Miguel Angel Galán, subsecretario del Ministerio de Industria y Energía durante el gobierno de Lacalle y ex jefe de Policía de Maldonado.

Fondo Forestal difundía como información que "está desarrollando un proyecto de forestación con un destino industrial y exportador. La compra de una o más fracciones de campo forestado, es una inversión diferente, confiable, segura, muy rentable, libre de impuestos, un ahorro duradero y de alto valor ecológico".

Los compañeros de Feldman en la firma Fondo Forestal lo recuerdan como un hombre reacio a comunicar opiniones políticas. Tampoco le gustaba perder discusiones.

La empresa Fondo Forestal contaba con una sociedad vinculada, una consultora llamada Eurosur.

Fondo Forestal se inició en 1996 y por entonces ejerció la gerencia el economista Saúl Feldman. La empresa contaba con campos en Tacuarembó y Durazno, y anunciaba un programa forestal de 30.000 hectáreas de madera pulpable y 10.000 hectáreas de madera para aserradero, destinado a la industria local y la exportación, de las cuales en ese entonces ya había forestado unas 5.000 hectáreas. Con un procedimiento similar al utilizado por Alto Paraná y Paso Alto, Fondo Forestal venía fracciones a inversores argentinos y uruguayos, fundamentalmente, a los cuales se les decía que se plantaban eucaliptos globulus, maideni y grandis.

A Feldman se lo presentaba entonces como un economista de 52 años, consultor de empresas industriales y de servicios, que había organizado grupos inversores en el sector de la construcción desde 1976 a 1990. Se recordaba que en 1991 había sido uno de los fundadores de Alto Paraná SA. Este sábado, el diario "Ultimas Noticias" publicó declaraciones del presidente de la Cámara de Industrias, ingeniero Diego Balestra. En ellas el presidente de Fondo Forestal afirma que no tiene muchos recuerdos de Feldman. "Mi trato era estrictamente comercial; él era un funcionario de una empresa. No estoy en condiciones de hacer un juicio sobre su personalidad porque no tenía un trato directo, pero parecía una persona normal, de hecho trabajaba en la empresa, no lo hubiera hecho de ser un loquito", precisó Balestra. Dijo que tampoco recordaba cómo llegó Feldman a ser el gerente de aquel emprendimiento que por lo menos duró hasta 2003. Precisamente entre el jueves 27 de marzo y el domingo 30 de ese mismo mes de 2003, se llevó a cabo la Expoforesta en el Parque de Exposiciones del LATU, organizada por la Cámara de Industrias del Uruguay y Eurocentro Uruguay, el LATU y el Grupo Expoforesta. Una de las empresas inscritas en dicha exposición era Fondo Forestal. Después de pasar por las denominaciones de Alto Paraná 1, Alto Paraná 2 y Alto Paraná 3, la empresa forestal Paso Alto ­no Palo Alto, que es la marca de un vino­, la empresa forestal que venía cambiando de nombre y de la cual el diario "El País" publicaba avisos a todo color, el economista Saúl Feldman recorría los departamentos de Tacuarembó, Río Negro y Cerro Largo ­al igual que muchos de los clientes cuyos ahorros eran captados para una "inversión segura y rentable"­ en avionetas que partían desde el aeródromo de Melilla. Muchos de ellos eran recogidos en el aeropuerto de Carrasco, adonde llegaban procedentes de Argentina.

También efectuaba ese tipo de viajes el contador Mario Bolla, que conocía a Feldman de la Facultad de Ciencias Económicas y quien, manejando Paso Alto, llevó al economista Feldman a trabajar con él.

El negocio era redondo. Una parcela de campo forestado se compraba en alrededor de U$S 14.000 y se vendía más tarde en U$S 57.000, una ganancia de más de cuatro veces con respecto al valor de compra. Pero además tenía otro negocio adicional para Alto Paraná o Paso Alto, según fuera la denominación de la empresa en el tiempo, el mantenimiento del campo. Alto Paraná o Paso Alto arrendaban a productores ganaderos los campos que ellos manejaban a razón de U$S 1 por cabeza para pastar en esos terrenos. Un ganadero que tuviera mil reses pagaba U$S 1.000 por hacer el mantenimiento del campo forestado mientras sus reses comían el pasto. Pero por otro lado también se le cobraba otro tanto al inversor en el campo forestado, o sea que la ganancia era por dos vías.

Paso Alto ocupaba tres pisos en Avenida Brasil 2697, entre Luis B. Cavia y Cnel. Alegre. Su teléfono, entre 1998 y 2000, era el 709 66 76, el mismo que años antes del cambio de códigos telefónicos se conocía como 79 66 76 y donde figuraba la sociedad Alto Paraná a mediados de los años 90, durante el gobierno de Luis Alberto Lacalle. Por esa época también, en el mismo edificio de la Avenida Brasil tenía su oficina propia el contador Mario Bolla, cuyo teléfono era 79 68 32.

Finalmente Mario Bolla se quedó con el negocio que dejó el tendal de todos los inversionistas captados tanto por Alto Paraná 1, Alto Paraná 2 y Alto Paraná 3 como por Paso Alto. Esta empresa forestal tenía también oficinas en Buenos Aires y Rosario, Argentina.

La Consultora Eurosur era una empresa vinculada a Fondo Forestal, dirigida por el economista Juan Sánchez Loppacher, actualmente director del Grupo Industrial Forestal.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *