25 de febrero de 2014 11:40 AM
Imprimir

Evolución de las zoonosis en la UE durante 2012

Se reduce del número de casos de salmonelosis y campylobacteriosis, que es la mayor enfermedad en humano transmitida por vía alimentaria, y un incremento en en caso de las producidas por Listeria.

La Autoridad Europea para la Seguridad Alimentaria (EFSA) y el Centro Europeo para el Control y Prevención de Enfermedades (ECDC) han dado a conocer su informe anual sobre las evolución de las zoonosis a lo largo de 2012.

Las enfermedades producidas por Campylobacterfueron las más detectadas pero sigue reduciéndose su número a lo largo de los últimos 5 años. Fueron 214.000 las personas infectadas y la fuente más habitual resultó la carne de pollo. Marta Hugas, jefa en funciones del panel de Evaluación de Riesgos de la EFSA y del Departamento de Asistencia Científica, asegura que es “alentador ver que los casos de campilobacteriosis han bajado en 2012. Pero se necesita más investigación y monitoreo para ver si este es el comienzo de una tendencia”.

También se ha reducido el número de casos de salmonelosis, hasta los 91.034 casos de 2012. El informe de la EFSA estima que la reducción se debe a los programas puestos en marcha para el control de la propagación de esta bacteria en puntos como las granjas avícolas. Al igual que en el caso del Campylobacter uno de los productos donde se puede observar la presencia de Salmonellaes en la carne de aves de corral.

En cuanto a la listeriosis, se detectaron 1.642 casos, un 10,5% más que en 2011 y sigue su tendencia al alza en los últimos 5 años. Su incidencia es especialmente elevada en las personas de mayor edad, de más de 74 años. Se trata de una bacteria que se detecta en productos como el pescado y en elaborados cárnicos listos para ser consumidos.

En conjunto fueron 5.363 los brotes de toxiinfecciones alimentarios causados de zoonosis detectadas durante 2012, lo que supone 1,07 brotes por cada 100.000 habitantes. En el siguiente gráfico se puede ver la distribución de aquellos brotes de los que hay fuertes evidencias sobre su origen.

Tal como puede verse, el 22% provenían de los huevos y ovoproductos suponen el 22% de los brotes de losa ue se tienen fuertes evidencias, seguidos por alimentos mezclados (15,6%) y el pescado y los productos piscícolas (9,2%). En el caso de la carne y los productos cárnicos, el primero son los productos cárnicos elaborados con varios tipos de cande (7,6%) seguidos por la carne de cerdo (5,4%), la carne de aves (4,2%) y la de bovino (3%).

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *