29 de marzo de 2010 08:11 AM
Imprimir

¿Cuál es la "receta" que aplica Uruguay para seducir a los inversores argentinos?

Producción automotriz, minería, ganadería, energía, desarrollo de software y call centers, son algunos de los nichos a los que apuestan las firmas que ya hicieron explícito su interés para radicarse en el país vecino. La decisión de Globant de abrir una oficina en Montevideo. La clave del éxito

Respaldado por una estructura jurídica y económica orientada a promover la captación de inversiones externas, Uruguay sigue ganando posiciones como plaza comercial de peso en la región. 
A la sucesión de desembarcos provenientes de Argentina que viene evidenciando el escenario oriental –que ya suma 33 filiales de empresas locales instaladas del otro lado del Río de la Plata–, ahora se le han sumado una oleada de proyectos de envergadura motorizados por capitales europeos, asiáticos y estadounidenses.

Estos emprendimientos vienen a poner en suspenso la posición de privilegio que ostenta nuestro país en la tierra de José “Pepe” Mujica, donde aparece como el segundo principal inversor de Uruguay detrás de Brasil.

Los Grobo, con presencia en el ámbito del agro, Eurnekian en el transporte (controla el aeropuerto de Carrasco), Bulgheroni, en producción lechera, y Pérez Companc, con la alimenticia Molinos Río de la Plata, son algunos de los gigantes argentinos que juegan fuerte en la orilla de enfrente.

Pero ahora todo hace prever que la competencia por el protagonismo será mayor. Automotrices y proveedoras de repuestos, minería, cría de ganado, energía, producción de software y call centers, son algunos de los nichos a los que apuestan las compañías que hicieron explícito al Instituto Uruguay XXI, el organismo encargado de coordinar las nuevas inversiones, su decisión de radicarse en el país vecino.

Entre los principales interesados se ubica la india Aratirí, que confirmó el inminente desembolso de u$s1.500 millones.

En paralelo a estas novedades, uno de los grandes actores del segmento informático argentino confirmó su instalación en la otra orilla. Se trata de Globant, que invertirá u$s12 millones para comenzar a desarrollar software a medida, desde sus nuevas oficinas instaladas en la zona franca Aguada Park de Montevideo.

La firma en cuestión, que durante 2009 facturó alrededor de u$s40 millones, ya tiene centros de desarrollo en Buenos Aires, La Plata, Tandil, Rosario, Córdoba y Chaco, así como oficinas comerciales en Santiago, Bogotá, Londres, Boston y Sillicon Valley.

Al momento de explicar el por qué de la decisión de instalarse en el vecino país, Martín Mingoya, CEO y cofundador de Globant, dijo a iProfesional.com que “en Uruguay existe un gran pool de profesionales altamente calificados. Por eso sabemos que estas oficinas serán muy importantes para ampliar nuestra base de talento”.

Por su parte, Guibert Englebienne, otro de los cofundadores de la empresa, adelantó que desde la oficina que comenzará a operar en Uruguay se “trabajará codo a codo con el resto de los centros de desarrollo de la empresas y sus clientes”.

Aunque la apertura de la posición de Globant se concretará en junio, la empresa ya comenzó a reclutar el equipo de profesionales que trabajará en Montevideo.

“Desde hace unas semanas estamos reclutando talentos. Buscamos incorporar a los mejores, por eso nuestro proceso de selección es intenso. Ya estamos teniendo excelentes resultados,” destacó Englebienne.

Pero no sólo de movimientos externos vive Uruguay. Muy por el contrario, funcionarios y empresarios charrúas ya recorren el mundo en la búsqueda de nuevas oportunidades de negocios para el país. Al respecto, una delegación uruguaya se encuentra en este momento en India a la espera de cerrar nuevos acuerdos comerciales.

Según confiaron a iProfesional.com fuentes de la Unión de Exportadores Uruguayos (UEU), uno de los objetivos que persigue la comitiva es retomar las tratativas para la fabricación del exitoso Nano, considerado el auto más barato del mundo por su precio de 2.500 dólares, en suelo oriental.

El ritmo de las inversiones
Los nuevos proyectos de inversión que tomarán cuerpo en Uruguay en los próximos meses, adelantaron a este medio desde el Instituto Uruguay XXI, tienen como protagonistas a capitales estadounidenses, asiáticos y europeos.

Una muestra concreta de estas iniciativas puede ubicarse en la minera india Aratirí, que desembolsará cerca de u$s1.500 millones con el propósito de explotar y exportar hierro a partir del año 2013.

La firma adelantó que prevé la creación de 4.000 nuevos puestos de trabajo y, también, que el monitoreo de reservas se llevará a cabo en los departamentos de Treinta y Tres y Florida. Aratirí también evalúa la construcción de un puerto de aguas profundas en Rocha mediante el cual sacará toda su producción.

En tanto, desde el Instituto Uruguay XXI anticiparon a iProfesional.com “la decisión de dos automotrices, una de China y otra europea, de establecerse para comenzar a producir” muy cerca de la capital oriental.

“Casi la totalidad de las empresas no autorizan a que se divulguen los nombres por el momento, pero lo cierto es que estamos viendo un mayor movimiento por radicarse en este país”, comentó a iProfesional.com Jorge Calvete, uno de los principales ejecutivos de Uruguay XXI.

Sectores como los contac centers y la producción de energía eólica son los que atraen más interesados en estos días. Actualmente se encuentra abierta una licitación para la generación eólica y hay que decir que, pese a que el proceso cierra el 22 de junio, un grupo de empresas ya retiró diez pliegos para participar del negocio”, añadió.

Con relación a otros movimientos en esa dirección, otra compañía de origen china se encuentra cerrando detalles para desembarcar en el mercado energético uruguayo.

Y Uruguay XXI aguarda para los próximos días la visita de un grupo de siete empresas españolas que pretende invertir también en la generación de energía, el negocio de la construcción, y la provisión de servicios médicos.

“Consultas y visitas comerciales se vienen sucediendo con más fuerza este año que en el 2009. China, por ejemplo, viene creciendo en el nivel de movimientos para la radicación. La implementación de beneficios fiscales orientados a nuevos negocios, como las energías renovables o los contact centers, apuntala las posibilidades de Uruguay”, sostuvo Calvete.

La "receta" uruguaya
Ahora bien, más allá de las bondades que exhibe el país ¿cuál es el motivo que motoriza este fuerte interés por la nación charrúa? Adrián Zak, gerente de Promoción de Inversiones del Instituto Uruguay XXI, sostiene que la política de no imponer ningún tipo de restricciones a la instalación de capitales extranjeros aparece como el primer gran atributo del escenario oriental.

“Se trata de incentivar la inversión. Tratamos al empresario extranjero como si fuese uruguayo. Por eso, para instalarse no se requiere ningún tipo de autorización previa o registro. En Uruguay cualquier empresa puede llegar y comenzar a operar cuando lo crea conveniente”, explicó a iProfesional.com.

Entre las medidas tendientes a atraer a las empresas, Zak indicó que desde 2008 las compañías que invierten en el vecino país “pueden llegar a recuperar en sus impuestos hasta el 100% de la inversión realizada“.

“Contamos con un régimen ampliado de zonas francas, especializadas en aspectos como servicios y logística. También hay zonas francas para empresas específicas. En esos espacios hay exención de impuestos para las firmas, que sólo pagan la seguridad social de los empleados”, dijo.

En tanto, Calvete, también integrante del Departamento de Inversiones de Uruguay XXI, aseguró que el interés por invertir en esa plaza aumentó con la expansión de la crisis financiera global.

“La seguridad jurídica y la institucionalidad fue lo primero que atrajo a inversores españoles, franceses e italianos. Y aumentó la presencia de argentinos y brasileños. Autopartes, por ejemplo, es uno de los sectores que más viene movilizando capitales en estos últimos meses”, aseguró.

Además del trato igualitario de los capitales y la exención de algunos impuestos, Calvete sostuvo que otra particularidad del sistema uruguayo radica en la facilidad que tienen las empresas de girar al exterior las ganancias obtenidas.

“Tampoco hay restricciones en ese sentido: las compañías están habilitadas para sacar fuera de Uruguay la utilidad. Los numerosos acuerdos internacionales que tiene el país también incentivan las radicaciones. Por otro lado, los costos competitivos en lo que hace a formación y las características de la mano de obra también operan a favor”, señaló.

Zak, en tanto, explicó que en la orilla de enfrente “no hay activos estratégicos”, por lo que cualquier empresa privada “puede ser adquirida por un inversor extranjero“. Y eso también cuenta para el sector agrícola.

Un empresario puede hacerse de la cantidad de hectáreas que desee. En eso tampoco existen límites”, expresó.

Presencia argentina
De la mano de un régimen jurídico que no hace distinciones, Uruguay sigue creciendo como plaza económicamente atractiva y ya es el segundo destino de inversiones directas argentinas.

Según datos suministrados a iProfesional.com por la Agencia de Promoción de Inversiones del Estado Uruguayo, entre 2000 y 2008 unas nueve compañías de peso radicaron sus primeras filiales.

De este grupo, tres optaron por Uruguay: Molinos Río de la Plata, Grupo Los Grobo -que hoy ocupa el lugar de cuarto exportador oriental de trigo y soja-, y San Miguel, en la actualidad el primer exportador de cítricos del país vecino y la Argentina.

En continuidad con la tendencia, en el período 2007-2009 cerca de 20 compañías argentinas instalaron bases en suelo uruguayo y comenzaron a desempeñarse en diversas áreas comerciales.

Desde la Agencia de Promoción de Inversiones del Estado Uruguayo comentaron que alimentos y bebidas, industria química, desarrollos agropecuarios, infraestructura, transporte, industria automotriz y mueblería, son algunos de los sectores que hoy cuentan con presencia empresaria argentina.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *