16 de noviembre de 2009 02:58 AM
Imprimir

Yerbateros piden el Certificado de Producción y la cupificación

Fueron algunos de los principales pedido realizados por productores y representantes secaderos en una reunión realizada en Los Helechos. Consideran que estas medidas son necesarias para la puesta en marcha del Mercado Consignatario.

La fijación de cupos para la cosecha de yerba y la implementación del Certificado de Producción Yerbatera fueron algunos de los principales pedidos realizados por los productores en una asamblea realizada en Los Helechos.
El encuentro, organizado por la Asociación de Productores Agropecuarios de Misiones (Apam), contó con una gran concurrencia de colonos, referentes del sector de secaderos, dirigentes agrarios y políticos de la provincia. La convocatoria fue la primera de una serie de asambleas que los representantes del sector productivo planean llevar adelante para analizar la puesta en marcha del Mercado Consignatario que se está tratando en el Instituto Nacional de la Yerba Mate (Inym).
La dirigente de la Apam, Rosana Argüello afirmó que en la reunión se solicitó a los presentes que expresarán por escrito sus propuestas e inquietudes respecto al mecanismo de regulación de la actividad yerbatera. Los datos recabados serán procesados estos días para luego ser entregados a los técnicos de la Universidad Nacional de Misiones (Unam), que se encargarán del análisis técnico.
"La reunión fue positiva y contó con una gran participación, no solo de productores sino también de representantes de secaderos, intendentes y diputados provinciales. Aún no pudimos procesar todos los datos pero en la asamblea se trataron diferentes temas y hubo varias coincidencias", expresó la histórica dirigente.
Señaló que la necesidad de avanzar en la cupificación fue uno de los puntos que más coincidencias obtuvo, como medida para garantizar el normal funcionamiento del Mercado Consignatario. El pedido fue aprobado nuevamente la semana pasada por el Inym, pero la decisión de ejecutarla está en manos del Ministerio de Agricultura de la Nación.
Respecto al Certificado de Producción Yerbatera (CPY), Argüello explicó que se trata de un reclamo que viene de larga data, cuyo objetivo es aportar datos acerca del origen de la yerba que es procesada en los secaderos o en molinos, su peso y calidad, para dar trazabilidad a toda la cadena. Con esto se busca que, en caso de ponerse en marcha el Mercado, se conozca el origen de la materia prima que comercializaría dentro del sistema, para garantizar que los productores reciban los precios correspondientes a la cantidad de hoja verde entregada.
La dirigente señaló también que esta medida permitiría controlar la calidad de la canchada elaborada. "Hay algunos secaderos que utilizan el palillo de la yerba para obtener mayor volumen, lo que desmejora la calidad del producto. Esto es algo que se acrecentó en los últimos años, porque antes el palillo era utilizado para abonar los yerbales. Por eso con CPY queremos controlar esta cuestión", afirmó.
Recordó que cuando funcionaba la Comisión Reguladora de la Yerba Mate (Crym), "había un fuerte control de la calidad. La materia tenía un año de estacionamiento con lo que se conseguía una yerba suave. Eso es algo que buscamos recuperar. Por esto seguiremos con un debate fuerte por la creación del Mercado".

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *