30 de marzo de 2010 14:44 PM
Imprimir

Preocupa la situación laboral en frigoríficos

La fuerte caída que muestran las reservas ganaderas en el país, que amenaza con profundizarse, se está trasladando a la industria frigorífica, donde miles de operarios pierden sus fuentes de trabajo a diario.

Martín Goldstein, productor ganadero y ex presidente de Brangus, puntualizó que “hay que pensar que por cada millón de cabezas menos de stock, se pierden 5.000 puestos de trabajo”, dijo y destacó que las últimas medidas anunciadas por el gobierno para el sector de la carne “van a meter más presión en un momento de estrechez”.

En su opinión, las medidas “no coordinan con la coyuntura”, porque están hechas por gente que no entiende nada del negocio. “Esto habría que haberlo hecho cuando había más producción. Nunca es tarde, pero ahora es bastante inoportuno, porque ahora demorar la salida de estos animales (al tener que agregarles más peso) va a agregar problemas a la oferta de carne”, remarcó el empresario.

Goldstein advirtió, además, que si no aumenta la producción, “no habrá torta para repartir”, y afirmó que todas las políticas desde 2006 para acá, lo único que hicieron fue atentar contra la producción y todos los sectores vinculados a la cadena cárnica.

“El gobierno cree que toqueteando el mercado va a mejorar la situación, y lo único que hace es atentar contra la famosa mesa de los argentinos, que va a tener cada vez menos carne y menor actividad de faena”, explicó.

El empresario hizo hincapié en que si bien el año pasado se superaron los 3,4 millones de toneladas de carne, lo que fue casi un récord, hay una gran trampa, porque ese volumen tiene un altísimo contenido de vacas. “En la Argentina se mató aquello que deberíamos conservar con muchísimo cuidado para seguir produciendo terneros los años siguientes”, subrayó.

Por su parte, la Asociación de Productores de Carnes Santafesinas (Aprocarsa), alertó respecto de la merma que se producirá en la ingesta del producto por habitante y por año, habida cuenta de la tendencia de liquidación de vientres que se avizora para los rodeos bovinos nacionales.

En esa línea y al disertar en el marco de una jornada ganadera que se realizó en Santa Fe, el presidente de la entidad, Luis Moreno, expresó que en el país “trastabilla la soberanía alimentaria merced al actual stock ganadero (50 millones de cabezas), considerando que contaremos con 50 kg/año de carne vacuna per capita para este período, lo cual implica 20 kg/año menos que en 2009”.

En su opinión, teniendo en cuenta el aumento de precios en el mostrador, “es altamente probable que el 35 por ciento de nuestros compatriotas no cuente con los recursos para llegar a esas cifras y deba resignarse a consumir solo 33/35 kg/año o, dicho de otro modo, menos de 100 gramos de carne vacuna por día”, precisó.

El representante de los ganaderos santafesinos enfatizó que “si desde el Poder Ejecutivo Nacional no se toman medidas urgentes tendientes a la retención de vientres, las terneras de destete serán enviadas a los engordes a corral, para luego finalizar en el gancho de las carnicerías, y así el año próximo estaremos aún peor”, vaticinó.

Mesa de enlace

A casi una semana de la reunión entre los dirigentes de la mesa de enlace de entidades agropecuarias y el ministro de Agricultura, Julián Dominguez, el sector sigue esperando una respuesta a sus propuestas, entre las que figuraba la eliminación del IVA a la carne, expresa el nucleamiento rural ayer mediante un comunicado.  

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *