30 de marzo de 2010 14:55 PM
Imprimir

En el sur de Córdoba, el gasoil llega a costar $4.20

Ricardo Gregorietti, productor agropecuario y dirigente ruralista de Río Cuarto, manifestó que la falta de gasoil dejó de ser un rumor para transformarse en una realidad en el sur de Córdoba, con lo que se complican la recolección y el traslado de los granos. Y denunció que no sólo está faltando sino que el gasoil es cada vez más caro, debiendo pagarse por encima de los precios oficiales, llegando a $4,20 en la región.

“Los productores nos encontramos con los precios de la soja estables y bajos, los del maíz también estables, sin la entrega de ROE Verde para exportar y con una escasez de gasoil que, si se quiere conseguir, hay que pagarlo con sobreprecio”, afirmó Gregorietti en declaraciones a PUNTAL Tranquera Abierta, para añadir que este martes tuvo que pagarlo a $4,00 pero en algunas estaciones se llega a cobrar $4,10 y hasta $4,20.

Destacó Gregorietti que la situación se está complicando cada vez más y, como siempre, el peso vuelve a caer sobre el productor agropecuario. “Esto nos pone mal porque en buena parte de la zona nos complicó la seca y en algunos lugares la piedra, y ahora esto del combustible. No sé a dónde vamos a ir a parar”, indicó.

Para el productor, que también tiene campos en la provincia de San Luis, los problemas de la naturaleza se suman a un Gobierno que no deja de poner trabas y de sacar cada vez más dinero del sector agropecuario. “No sé si esto de la falta de gasoil es casual, por la falta de exploración de las empresas –a las que el Estado les planchó los precios durante años- o a alguna maniobra oficial, porque ya se sabe quién maneja los pozos en el sur, son todos amigos del poder. Creo que los amiguitos de los muchachos están complicando las cosas”.

Se refirió también Gregorietti a los problemas provocados por el ingreso de gasoil importado, que al tener mayor cantidad de azufre y de otros componentes está afectando a los sistemas de inyección “common rail” de los motores de las camionetas modernas. “Imaginate, un common rail de una Toyota cuesta $14 mil pesos, ni quiero pensar en si se rompe en un tractor John Deere.

Entonces, al costo de la rotura tenés que sumarle el lucro cesante por lo que tenés que estar parado. O sea que no sólo nos falta gasoil y es más caro, sino que lo que llega es de mala calidad”.

Consultado sobre las estrategias que pueden adoptar los productores para comprar gasoil, el productor y dirigente ruralista consideró que no es mucho lo que se puede hacer porque generalmente no se cuenta con mucha capacidad de almacenamiento. “Se pueden guardar 2 mil o 3 mi litros, a lo sumo. Si se te ocurre ir con un camión a Rosario y volver, te come 500 litros. El tanque de una cosechadora lleva 400 litros. ¿Qué podés hacer comprando y guardando acá? Trabajar tres o cuatro días, a lo sumo. Esto es grave y la Presidenta, al no escuchar al campo, puede agravarlo todavía más”, enfatizó.

Ante la pregunta sobre si esto podría deberse a una maniobra para aumentar formalmente el precio del gasoil, Ricardo Gregorietti dijo no saberlo pero expresó que, de hecho, ya está en los $4,00 y el país, entre otros el Congreso, “aún no se mueve. Votamos en junio, asumieron en diciembre y ahora se la pasan discutiendo sobre la Marcó del Pont o sobre los DNU, pero de los temas concretos, aún no hacen nada”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *