31 de marzo de 2014 00:25 AM
Imprimir

Se agrava la situación de Bauer y Sigel

 BAUER Y SIGEL :     La localidad es sin duda una de las más afectadas del departamento Castellanos tras las intensas lluvias registradas los últimos días y que provocaron el anegamiento, el ingreso de agua en los domicilios, la pérdida del 97 por ciento de la producción agropecuaria, el traslado de tambos y la venta de […]

 BAUER Y SIGEL :     La localidad es sin duda una de las más afectadas del departamento Castellanos tras las intensas lluvias registradas los últimos días y que provocaron el anegamiento, el ingreso de agua en los domicilios, la pérdida del 97 por ciento de la producción agropecuaria, el traslado de tambos y la venta de animales, lo que genera una situación muy crítica entre los habitantes y trabajadores rurales.
Desde diciembre del 2012, primera gran inundación, Bauer y Sigel es castigada todos los comienzos de año por el fenómeno climatológico que afectó al oeste del departamento Castellanos y los vecinos no encuentran respuestas ante el avance del agua y la demanda de importantes obras que permitan un mejor escurrimiento.
CASTELLANOS dialogó con el productor agropecuario David Daro para que nos cuente sobre la realidad que él y sus colegas viven ante esta situación adversa.
Al comenzar el diálogo Daro manifestó: “Hace dos años que venimos perdiendo las cosechas, lo que nos deja en una situación económica alarmante.
Tras la inundación de 2012 volvimos a apostar y nuevamente nos sucedió lo mismo.
En esta oportunidad sembramos nuevamente ya que pedimos fiado para las semillas y los agroquímicos, pero la piedra y el agua se volvieron a llevar nuestra producción lo que nos genera deudas que deberemos afrontar no sé cómo”.
“En mi situación particular, yo vivo en la zona rural y desde hace 8 días tenemos agua en el interior de la casa.

Por ello tenemos una bombita que nos permite ir sacando pero no hay escurrimiento lo que genera un serio problema. Yo tenía sembradas 50 hectáreas y perdí el 100 por 100 de la producción.
Respecto de los animales que tenía hace un año aproximadamente decidí vender para pagar deudas”.
Consultado sobre si tuvieron respuestas de las autoridades provinciales y nacionales, Daro expresó: “Vinieron dirigentes del Gobierno provincial y se mantuvieron reuniones con vecinos productores para evaluar los pasos a seguir, porque necesitamos más alcantarillas y alguna obra de gran magnitud que permita que las aguas puedan tomar otro curso.
Hay un solo canal que está rebasado ya que el agua que nos viene de San Francisco o de Josefina es 10 veces superior a la capacidad del mismo, lo que hace que se estanque. Cuando estuvo 10 días sin llover, el agua bajo sólo tres centímetros, así que imaginate la situación que estamos atravesando”.
Sobre las consecuencias que ésto tiene en la localidad, Daro dijo: “Hay mucha desesperación e incertidumbre con lo que va a pasar. “Si bien los productores nos vamos ayudando como podemos, hay tambos que ya se trasladaron y no volverán, animales que se venden, cosechas perdidas en su totalidad y gente que rescinde su contrato de alquiler porque deja la actividad o se traslada a otra localidad.
Es lamentable esta situación”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *