1 de abril de 2014 13:00 PM
Imprimir

Raro: La Sociedad Rural Argentina respalda el paro de los peones rurales

Su presidente, Luis Etchevehere, dijo que coincide con los reclamos de la CGT opositora, que también integran los trabajadores rurales liderados por el Momo Venegas. También adhirió a la medida de fuerza la Federación Agraria, con quejas a la devaluación, aunque su presidente la reclamaba.
Si algún dato insólito le faltaba a Argentina es que la asociación de empresarios más antigua del país, la Sociedad Rural Argentina, avale un paro nacional de trabajadores del campo como el que se programa para el próximo 10 de abril.

Es que en la CGT opositora que lidera el camionero Hugo Moyano está también alineado el secretario general de la Uatre, Gerónimo Momo Venegas, el líder de los peones rurales uno de los gremios que sin duda detendrá las actividades, ahora, respaldado por el sector patronal que gustoso paralizará la cosecha de soja por los trabajadores del campo.

Luis Etchevehere, presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA) manifestó acerca del paro impulsado para el 10 de abril por el líder camionero y el titular del gremio gastronómico, Luis Barrionuevo, que “de algún modo coincidimos con los reclamos”.

No obstante el integrante de la Mesa de Enlace rural dijo que los sectores representados aun no tomaron una posición sobre las acciones a seguir durante la medida de fuerza, aunque es altamente probable que las cuatro entidades celebren la medida de fuerza sindical. La primera en respaldar la medida fue la Federación Agraria Argentina.

Para, el dirigente ruralista las políticas del gobierno nacional “afectan a los productores por la presión impositiva y por la imposibilidad de ajustar los balances por la inflación”, aún cuando desde el campo se quejaban del “atraso cambiario” existente que les restaba competitividad, como ahora lo hacen sus pares uruguayos frente al gobierno de Pepe Mujica. 

Luego de la devaluación de febrero -situación que favoreció la renta agrícola- los empresarios piden descontar la inflación de sus ganancias. En cambio pagan a partir del 1 de enero de este año un salario mínimo para los peones rurales (sin comida) de 4.440,25 pesos acordado en la Comisión Nacional de Trabajo Agrario a fines de 2013, es decir previo a la devaluación.

“La defensa del salario es la defensa del mercado interno”, aseguró la cúpula de la FAA en un comunicado emitido este lunes. Sin embargo la entidad (al igual que la SRA y CRA) se negó a otorgar el aumento que reclamaban los peones rurales a fines de octubre del año pasado en torno al 30%, el que se fijó en un 24% otorgado en dos tramos.

Aún cuando los sindicalistas Barrionuevo y Moyano descartaron la realización de actos, movilizaciones y concentraciones el día programado para el paro de la semana próxima, desde la FAA formularon una convocatoria.

“Advertimos la necesidad de exteriorizar el malestar creciente en la sociedad argentina y ser parte de las protestas que están programadas” para el 10 de abril próximo, dijeron desde la FAA para luego victimizarse por una devaluación que reclamaba esa misma entidad, como lo informó El Enfiteuta.

Añadieron los federados que “contrariamente al intento oficial de hacernos aparecer como los beneficiarios de la tremenda devaluación de comienzos de año, el sector que representamos está en el pelotón de los perdedores de este modelo”, olvidando que su presidente, Eduardo Buzzi, pedía una devaluación del peso en torno al 43%.
Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *