4 de abril de 2014 13:28 PM
Imprimir

Bunge construye en Brasil el molino de trigo más grande de América latina

Una de las compañías más grandes de agronegocios del mundo, con una facturación global de u$s 61.000 millones en 2013, la estadounidense Bunge tiene más planes ambiciosos para su negocio de trigo en Brasil, país donde la compañía tiene la mayor capacidad de molienda del cereal en el mundo.
Después de comprar, en diciembre, el molino Vera Cruz, de Minas Gerais, por un valor no revelado, la multinacional anunció esta semana que invertirá R$ 500 millones en la construcción de una nueva unidad procesadora en Rio de Janeiro. La compañía adelantó que tiene planes para avanzar en ese segmento en el nordeste y en San Pablo.
Hace poco más de un año al frente de la división de alimentos e ingredientes de Bunge en Brasil, en la que se incluye el segmento de molienda de trigo, Filipe Affonso Ferreira dijo que el detalle de todos los proyectos vinculados al cereal se concluirá este año y que las inversiones en el área pueden superar los u$s 350 millones anunciados a mediados de 2012.
La empresa evaluaba verticalizar las operaciones, con la producción de galletitas y biscochos, después de deshacer un acuerdo de ocho años de provisión de trigo con J. Macedo, que le impedía entrar en esos segmentos. ?Pero resolvimos mantener el foco en el mercado de harina, que es donde tenemos competencia?.
La nueva unidad en Rio sustituirá el centenario Molino Fluminense, que vendió Bunge a inversores interesados en hacer del lugar un centro empresarial y de compras. La nueva unidad recibirá el mismo nombre, pero se construirá en Duque de Caxias, a cerca de 20 kilómetros de la planta antigua. Tendrá una capacidad 50% más alta, es decir que procesará 600.000 toneladas del cereal por año.
Ferreira no reveló el valor de venta del Molino Fluminense ?original?. Fundado en 1887, con la debida autorización de la princesa Isabel, el molino, considerado monumento histórico por el Instituto de Patrimonio Histórico y Artístico Nacional (Iphan), fue comprado por Bunge en 1914.
Los próximos dos años, Bunge continuará procesando trigo en el lugar. El tiempo necesario para concluir las obras del nuevo Molino Fluminense, que tendrá que comenzar a operar a mediados de 2016. ?Juntamente con otros dos molinos también de Bunge -los de Pernambuco y Paraná, esa nueva unidad será la más grande de América latina?, dijo.
La operación fluminense permitirá a Bunge -que colocó los pies en Brasil en 1905 justamente con el procesamiento de trigo-aumentar sus volúmenes y su penetración en el mercado brasileño, sobretodo en la región ?este?, formada por Rio de Janeiro, Minas Gerais y Espírito Santo.
Sin considerar otros proyectos de crecimiento que están en camino, solamente con el nuevo Molino Fluminense, Bunge aumentará a 1,85 millones de toneladas su capacidad anual de molienda, actualmente en 1,65 millones.
El ejecutivo de Bunge afirmó que el próximo paso se dará en la dirección del nordeste. Ahí, la empresa tiene la unidad de Suape, construida en 2009. Pero el diagnóstico indica que la capacidad nordestina tendrá que aumentar para ampliar el alcance a los otros estados de la región, detalló Ferreira.
Ferreira no reveló detalles del negocio, especialmente las cifras. Pero explicó que, dependiendo del ?punto de vista?, el trigo puede responder por ?un tercio? o ?más de 40%?? de las operaciones de la unidad que lidera, la de Alimentos e Ingredientes en Brasil. De esa área, forman parte también los aceites de cocina, las margarinas y mayonesas, además de las latas de tomates, tanto de líneas que atienden al consumidor final, como las producidas para otras empresas. Solamente en trigo, Bunge tiene más de 200 tipos de productos dedicados a clientes corporativos.
Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *