5 de abril de 2014 00:04 AM
Imprimir

Uribarri dice que es una víctima del escándalo de las cosechadoras truchas

“La provincia fue damnificada”, afirmó el gobernador de Entre Ríos, luego del papelón de las cosechadoras truchas.

El gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, tuvo que salir a aclarar su posición ante el escándalo de las cosechadoras truchas, que anunció tiempo atrás junto a Cristina Kirchner en la explanada de la Casa Rosada, como la primer consechadora íntegramente fabricada en la Argentina, y que ayer se supo entró en quiebra sin sacar una sola máquina al mercado.

 

Esto, como reveló LPO, provocó incluso un sonoro malestar de la Presidenta ante el papelón.

 

En un comunicado, emitido “ante comentarios acerca de la situación creada en torno a la empresa privada Grandes Máquinas Concepción del Uruguay S.A, del Grupo Senor”, Urribarri afirmó que “es política de Estado de este gobierno provincial impulsar el desarrollo productivo e industrial de Entre Ríos y generar estímulos e incentivos para la inversión”.

Es que la polémica lo golpea directamente, porque su gobierno aportó millones para lo que resultó ser una empresa fantasma.

 

“Basado en la presentación de un proyecto productivo que parecía prometedor y de importancia estratégica al agregar producción metalmecánica al perfil industrial de la provincia, el gobierno provincial a través de su organismo competente el FINVER otorgó un préstamo de $ 5.574.500.- entregado en tres desembolsos los que se fundamentaron en dictámenes técnicos positivos de profesionales actuantes, entre los que se encuentra incluso un reporte oficial del INTI”, aclaró el gobernador.

 

Y agrega: “Ese préstamo tenía como propósito apalancar el lanzamiento productivo de la compañía y representaba una pequeña parte de la inversión total prevista. Lamentablemente, el proyecto -que había despertado entusiasmo- resultó un rotundo fracaso por estrictas razones de manejo empresario”, reconoce.

 

Las medidas judiciales

Luego, Urribarri explica detalladamente, los flancos judiciales que abordó la provincia ante el escándalo consumado. “El gobierno se ha presentado en el concurso preventivo (Juzgado Civil y Comercial N°3 de Concepción del Uruguay expediente 831, 18 de septiembre 2012) verificando su acreencia y negando la posibilidad de un acuerdo o renegociación de la misma lo que ha fundamentado, entre otros incumplimientos de la firma, la declaración de su quiebra el 14 de marzo pasado”.

 

“Por las responsabilidades públicas eventualmente emergentes hay dos procedimientos en sustanciación. Por un lado, a raíz de la denuncia de un ciudadano en el año 2012, se ha abierto una investigación penal contra los titulares de la empresa por “estafa en perjuicio de la administración pública” (Juzgado de Instrucción N° 5 de Paraná), en la que la que todos los funcionarios del gobierno brindarán su cooperación”, apunta.

 

Y concluye: “Por el otro, el eventual daño fiscal lo evalúa en Tribunal de Cuentas de la Provincia en el expediente 610-2012 “Empresa Grandes Máquinas SA – préstamos concedidos a través del FINVER”. Es decir, las responsabilidades emergentes por este fallido asunto están siendo evaluadas por órganos independientes tal como es tradición en nuestra provincia”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *