6 de abril de 2014 10:52 AM
Imprimir

Uruguay : “En la carne, ya somos los campeones del mundo”

"Ya somos campeones del mundo. Esto se ve cuando vamos al exterior en una delegación con productores e industriales en la cual podemos discutir mucho antes, pero, una vez en destino, parece que venimos de una iglesia". Así comenzó, con su particular estilo, el presidente de INAC.

El Dr. Alfredo Fratti mencionó que “somos campeones del mundo pues hace cuatro años que estamos entre los países que vendemos mejor la carne, dejamos atrás a Australia y somos segundos. Estamos a uno de Estados Unidos y si no hacemos ninguna barbaridad vamos a seguir estando allí”.

¿Crisis?, se preguntó. “En crisis estábamos en la década del 2000 cuando no teníamos ni para echar nafta”. Y realizó una autocrítica a los uruguayos: “Cuando nos preguntan cómo vamos, tendríamos que decir bárbaro, pero no nos sale. Nunca parece que estamos bien, nunca decimos hicimos plata sino cómo subieron los sueldos”.

Fratti recordó que en 2005 Uruguay vendía la tonelada de carne vacuna a US$ 1.500, 500 por debajo de Australia. “Ahora vendemos a US$ 4.000, 500 más que Australia”.

Además dijo que existe una conciencia a nivel internacional que Uruguay es de los países más transparentes.

Reconoció la importancia del mercado interno, “si no es el primero es el segundo más importante que tenemos”. Y dijo que si bien la carne subió, “lo hizo por debajo del IPC, del salario real y del índice medio de salarios”. Pero agregó que “es porque subieron mucho los salarios. En unos años se pasó de una renta per cápita de US$ 5.000 a US$ 15.000, se multiplicó por tres y el precio de la carne se multiplicó por dos y algo, o sea no es un mal negocio, todo lo contrario. Porque además esos US$ 4.000 exportación lo son”.

El presidente de INAC afirmó que lo que se vuelca al mercado interno son más o menos los mismos precios que la exportación “y lo llevamos controladito para que no se dispare la tortuga y en algún caso algún corte no se venda más caro de lo que se exporta”. Eso, dijo, es parte del negocio y hay que entenderlo. “El capital y el lucro no tienen ética ni moral, son capital y lucro “.

Manifestó que “no estoy afiliado al libre mercado total, porque ningún país en el mundo es tan abierto, ninguno es tan guarango como para abrirse tanto, ni los más avanzados económicamente son tan abiertos como para que le destrocen el mercado interno”.

Para Fratti “la industria nuestra se ha movido en un mundo restrictivo y cuando nos dan una cuota nos limitan, nos dan un poquito. No se puede ser tan inocente”.

El jerarca consideró que el panorama internacional es extraordinario. “Ni se imaginaban, recuerdo en el congreso mundial del 2006 a connotados dirigentes uruguayos, consultores internacionales, que decían que el país que venía como número uno en América Latina era Chile. Los pelamos y por eso creo en el título de Campeones del mundo”.

Conversar.

Reiteró que en Uruguay “nunca hubo ni hay cadena, como sí la hay en otras producciones como el arroz”.

Dijo que “nos cuesta mucho tener mentalidad asociativa”, pero advirtió que “si no la tenemos el chiquitaje que hay en la ganadería se va a pelar como un ajo”. Consideró que ahora que se cuenta con la información, “estaríamos en condiciones de conversar algo, el problema es que ninguno quiere resignar nada”.

Defendió al Novillo Tipo de INAC como lo mejor que construyó su administración desde lo productivo. “Los críticos que han dicho que hay errores de cálculo no han podido demostrar cuáles son esos errores. Ahí hay una medida”. Y agregó que “desde que lo medimos, al productor le toca entre 70 y 80% de lo que se exporta y no varía mucho, para arriba ni para abajo”.

Recordó que cuando dio 80%, “el productor estaba muy contento con lo que recibía. Algunas industrias perdían plata, pero no todas. Es lo mismo que con los productores, no todos son iguales, algunas industrias perdieron, otras empataron y otras siempre ganaron”. Pero, “cuando le pagás el 70% como ahora le pega muy fuerte al productor, y si sos arrendatario se te complica”.

El Dr. Fratti consideró que la relación del ternero no se ha roto totalmente. “Sabemos que cuando baja el gordo hay un efecto en cascada y termina bajando más el valor del ternero. Y volvemos a aquello del flaco gordo”. Por ello consideró que “esto hay que pensarlo entre todos. Pero si nos adherimos a los dogmas, y cuando uno lo plantea generosamente: ¿desde este lugar, qué podemos hacer? y desde los sectores involucrados nos dicen que no nos metamos, es muy difícil”.

Por otra parte dijo que los cálculos de INAC están bien y cuando se prevé cuánto es la faena no se le erra. “El año pasado INAC no le erró, acá quedaron 200.000 reses para faenar porque, legítimamente, muchos dijeron que a estos precios no faeno. Y se juntó con estos tres millones de terneros de ahora. Y los que impulsaron esa idea de 3 millones no saben qué hacer con ellos”.

En ese punto, aclaró que quiere más terneros, pero hay que arreglar qué hacer con ellos. “Acá la madre del borrego, los criadores, son los que hacen nacer el ternero, pero en muchos casos no tienen caja para aguantar”. Porque “en el largo plazo el precio de las haciendas se acomoda con la exportación, el tema es el mientras”.

Además criticó: “He escuchado decir a dirigentes rurales que ahora que bajó el ternero voy a hacer diferencia igual con el novillo gordo. Pero hay que ver qué pasa más adelante, si se van a preñar vacas o si se faenan vacas preñadas. Pese a que todos los productores saben que lo más difícil que hay en el campo es preñar la vaca”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *