7 de abril de 2014 01:40 AM
Imprimir

Las notificaciones por sospecha de efectos adversos a los medicamentos veterinarios suben un 20 por ciento en 2013

ESPAÑA : Los perros y gatos son los animales donde se han hecho más notificaciones.

El Boletín de Farmacovigilancia Veterinaria 2013 de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) muestra una evolución al alza de las notificaciones de sospechas de eventos adversos causados por medicamentos veterinarios, aunque siguen muy lejos de las que se notifican en los países de nuestro entorno.

La web de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ha publicado el Boletín de Farmacovigilancia Veterinaria 2013. En este documento se recogen todas las notificaciones de sospechas de eventos adversos (SAE) producidos por la administración de medicamentos veterinarios. La notificación de estas SAE es obligatoria para los profesionales sanitarios y los titulares de autorizaciones de comercialización de medicamentos veterinarios.

Según el boletín correspondiente al año pasado, el número de SAE notificadas en España en 2013 alcanzó las 875, lo que ha supuesto un incremento del 20 % sobre los datos del 2012. En el año 2013 las especies de destino en las que se presentaron las SAE con mayor frecuencia fueron el perro, el ovino y el gato. Por lo que se refiere a los medicamentos veterinarios implicados en las SAE, los que aparecieron con más frecuencia fueron las vacunas vivas, inactivadas y mixtas, por ese orden.

Las SAE recibidas corresponden a diversas cuestiones, como problemas de falta de eficacia, de seguridad en los animales, reacciones en personas, residuos superiores a los LMR admitidos (insuficiencia o invalidez de los tiempos de espera) o problemas medioambientales. En la mayor parte de los casos las reacciones fueron graves y con frecuencia tuvieron un desenlace fatal para el animal, lo que hasta cierto punto es habitual dado que la obligación de la notificación incluye los casos de SAR graves en animales y las SAR en personas, y debe hacerse en el plazo máximo de 15 días.

El número de SAE ocurridas en España y notificadas durante 2013, pese a haberse incrementado sensiblemente respecto a años precedentes, aún sigue estando lejos de los índices de otros países de nuestro entorno con poblaciones animales y número de tratamientos anuales parecidos a los nuestros, donde se superan las 3.000 cada año.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *