10 de abril de 2014 11:48 AM
Imprimir

USDA aumenta su proyección de comercio mundial de maíz

Análisis de la Dirección de Informaciones y Estudios Económicos de la BCR

redujo hasta 87,5 millones la producción estimada para Brasil (1 M de toneladas menos que en marzo). 

Según el análisis de la Dirección de Informaciones y Estudios Económicos de la Bolsa de Rosario, en general, el informe se dio en línea con lo esperado por los operadores y su impacto en el mercado de Chicago fue alcista en los precios de la soja, y bajista en maíz y trigo. 

En lo que respecta a soja, el USDA incrementó su proyección de ventas externas de la oleaginosa en Estados Unidos para el período septiembre 2013/agosto 2014 en función de la firmeza de la demanda externa y el desempeño de los embarques en el primer semestre de la campaña. Si bien simultáneamente aumentó la previsión de importaciones (fundamentalmente desde Sudamérica) y se ajustó a la baja el procesamiento doméstico previsto, esto no resultó suficiente para evitar la caída en el stock al final de la campaña norteamericana proyectado por el organismo que se ubica en el nivel más bajo de los últimos cinco años, según detalló el análisis de la Bolsa rosarina. 

Del mismo modo, en maíz el organismo amplió su estimación de exportaciones para la campaña en curso, a fin de reflejar el repunte que experimentó la demanda mundial del cereal en las últimas semanas. Al no introducirse modificaciones en la oferta, las mayores ventas al exterior tendrán como consecuencia una caída del stock norteamericano al cierre de la campaña. Estos ajustes se equilibran parcialmente con el nuevo mapa de oferta y demanda mundial, puesto que las cosechas de Argentina y Brasil del USDA se ubican en general por encima de las estimaciones privadas. “De este modo, un stock global ligeramente más holgado que el esperado frena el potencial alcista que emana de la reducción del inventario norteamericano”, señaló el análisis de la BCR.

Finalmente, en trigo se concretó la esperada elevación de las existencias, a poco de finalizar el ciclo comercial 2013/14 (concluye el 31/05). Este cambio obedece al menor uso forrajero estimado para el año en curso, fruto de la mayor competitividad del maíz y otros granos gruesos. A nivel mundial también se efectuó un ajuste a la baja en las previsiones de consumo, dando lugar a una elevación del stock final cercana al 6% a lo largo de esta campaña. Sin embargo, desde la Dirección de Informaciones de la BCR advirtieron que los operadores miran con mayor atención las perspectivas del próximo ciclo comercial, cuyas primeras estimaciones serán publicadas por el USDA el día 9 de mayo.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *