11 de abril de 2014 09:30 AM
Imprimir

Ahora Moyano cree que la 125 era un error y no se podía cumplir

Desde la Mesa de Enlace sindical que integra el camionero con la CTA de Pablo Micheli y el líder gastronómico, Luis Barrionuevo, defendieron a la Sociedad Rural Argentina. Moyano reconoció que se enfrentó con el campo en 2008, pero cree ahora que estaba equivocado.

La Mesa de Enlace ruralista parece haber dado el molde a la “Mesa de Enlace” sindical que convocó el jueves al paro general. Los mismos integrantes como la CTA de Pablo Michelli, la CGT de Hugo Moyano y el gastronómico Luis Barrionuevo, reconocen las “profundas diferencias” entre sí y haberse “puteado” entre ellos hasta hace muy poco tiempo.

Astuto, el camionero buscó diluir las diferencias del pasado e incluso en relación a los sectores empresarios que apoyaron el paro, como la Federación Agraria y la Sociedad Rural Argentina, al minimizar los calificativos de “derecha” e “izquierda” política.

El camionero fue más lejos y defendió a la Rural – a la que él mismo un día antes calificó como “de derecha”-: “¿qué son, enemigos de todos?” se preguntó. “Si no fuera hoy por el campo, que es uno de los que mayor aporte hace al país, no sé si el país estaría como está”, apuntó Moyano después en rescate de las entidades de la Mesa de Enlace.

El camionero indicó en la conferencia de prensa realizada a raíz del paro del jueves en la CGT Azopardo que se había equivocado al enfrentar a los ruralistas en los cortes de ruta de 2008. “Después me di cuenta que si se hubiera aceptado la 125 que ponía subsidios para el transporte, estarían hoy sufriendo la consecuencia del subsidio que no le pueden pagar a nadie”, dijo para explicar que aquella medida no era buena.

El camionero aseguró que la economía argentina se vio favorecida por el famoso viento de cola. “Gracias a la soja y la tendencia favorable del comercio mundial, tenemos posibilidad de exportar, una realidad que nadie puede negar”, dijo. Pero aclaró que “todo ese dinero que entró por la soja se malgastó”.

Sorprendentemente el líder de la CTA, Pablo Micheli, aseguró que por la mayor producción de granos “efectivamente, no está mal la economía de la Argentina”, y aclaró que la protesta a través del paro enfatiza “los altos impuestos que pagan los trabajadores”.

Una visión completamente diferente dio el secretario general de los peones rurales, Gerónimo Venegas. “Cuando uno va al interior del país tiene la impresión de que está en el país más pobre del mundo”.

El Momo se refirió a la caída de las economías regionales, y sostuvo que se “ha destruido la economía del país” cuya consecuencia es que hay “once millones de pobres”.

También el empresario Eduardo Buzzi se vio en la obligación de decir algo: “Parece que la única estrategia productiva del gobierno es la soja”, aclaró ante el panorama de bonanza que remarcaban Moyano y Micheli.

El presidente de la FAA aseguró que los ganadores del modelo kirchnerista son “las grandes cadenas de hipermercados que son también amigos del gobierno”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *