11 de abril de 2014 09:38 AM
Imprimir

El freno de ventas a Venezuela, hizo caer reproductoras avícolas

URUGUAY : Los problemas para exportar pollos a Venezuela (por la falta de pago debido a las dificultades de acceso a divisas) llevaron a una caída en el número de reproductoras que se estima en 15% por parte de productores avícolas.

El secretario de la Cámara Uruguaya de Productores Avícolas (Cupra), Carlos Steiner dijo a El País que se redujo el número de reproductoras al bajar las exportaciones de carne aviar en 2013. La principal causa de ello fue que, salvo la firma Tres Arroyos (que comercializa a través de su casa central ubicada en Argentina), no se realizaron ventas a Venezuela por problemas en los pagos (a raíz de las dificultades para acceder a dólares), cuando otrora era el principal mercado para Uruguay.

Es lógico, dijo Steiner, que cayera el número de reproductoras, aunque indicó que no tenía una estimación precisa de cuanto fue la baja.

En tanto, el presidente de la Asociación de Façoneros de Pollo (productores), Daniel Pereyra, dijo a El País que la existencia de reproductoras actualmente es 15% menor que hace un año, cuando se detuvieron las exportaciones a Venezuela.

“La situación para todo el sector es muy complicada debido a que Venezuela era nuestro principal mercado de colocación y los otros países que importan lo hacen en menores volúmenes y a precios más bajos. En el caso de los façoneros la situación es muy dura, con menor nivel de actividad, entre otros problemas”, sostuvo Pereyra.

Steiner explicó que tanto industriales como façoneros, están a la espera de que avance en el acuerdo que se realizó entre los gobiernos de Venezuela y Uruguay. Este convenio supone que la mitad del dinero correspondiente al financiamiento que da Pdvsa a Ancap por los embarques de petróleo (el financiamiento es el 25% del total), sea utilizado para saldar las deudas que se mantienen con empresas uruguayas que exportan a Venezuela.

El problema, es que una vez que si se normalizara el flujo exportador a Venezuela, las avícolas no tienen manera de poder vender de inmediato. Steiner afirmó que “los procesos que incluyen la importación de los primeros huevos de reproductoras, hasta que los pollos parrilleros para ser exportados están listos, tienen una duración de unos ocho meses”.

“También hay que considerar otras variables como los tiempos en adecuar las infraestructuras correspondientes”, sostuvo.

Campaña de consumo.
El secretario de la Cupra afirmó que todavía no se tiene una fecha concreta para el lanzamiento de la campaña de comunicación, que realizará el sector privado, con el fin de incrementar el consumo de carne aviar en el mercado local.

Steiner manifestó que la misma todavía no está implementada ya que “es un año difícil, debido a que la atención en los medios estará muy centrada en temas electorales y en el Mundial de fútbol. La campaña está elaborada pero hay que afinar las cosas para implementarla de la forma más efectiva posible”.

“Hacemos esto, con fondos 100% de las industrias avícolas. Mientras en países como Argentina, Venezuela y Brasil, el consumo ronda los 40 kilogramos por habitante de forma anual, en Uruguay el mismo supera por poco los 20 kilogramos”, aseguró.

“Nuestro objetivo, en un principio es subir un par de puntos esta cifra y que, sobre todo, se consolide una tendencia al alza”, sostuvo Steiner.

El bajo consumo de carne aviar, en relación a los otros países, tiene que ver, según el secretario de Cupra, tanto a un tema cultural como a una falta de información sobre las virtudes que posee este tipo de alimento.

“Este es un país donde las personas están acostumbradas a comer carne roja. Eso explica el alto consumo de carne bovina (donde Uruguay tiene el nivel más alto per cápita del mundo)”, indicó.

Cuando uno se junta con amigos o familiares piensa en comer un asado primero que nada.

No todos saben que el pollo en Uruguay es de excelente calidad, que no se usan hormonas y las ventajas a nivel de salud de la carne blanca son muchas.

Cuando uno está enfermo en el hospital le dan pollo, lo mismo que cuando uno hace una dieta la carne blanca casi siempre está presente”, expresó.

Atrasos de más de un año
El presidente de la Unión de Exportadores (UEU), Álvaro Queijo, había dicho en febrero a El País que los retrasos en los pagos han “inhibido” a muchas firmas exportadoras a seguir vendiéndole productos a Venezuela. “El exportador hasta que no cobra, no envía nuevos embarques”, aseguró. Queijo informó que hay cuentas impagas de exportaciones que ya superan un año

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *