13 de abril de 2014 14:49 PM
Imprimir

Compartimento ovino abre nuevos mercados a la carne

URUGUAY : Primera etapa incluirá a 1.800 corderos, en predio del SUL con estrictas normas de seguridad sanitaria requeridas por OIE.

El estatus sanitario que tiene Uruguay de país libre de Fiebre Aftosa con vacunación, y la continua vigilancia que realizan los Servicios Oficiales, no impedirían en nada a que se pudiera comercializar sus animales ovinos y productos derivados de los mismos sin ningún tipo de impedimento. No obstante ello, los países del Nafta y la UE no comercializan carne con hueso.

Entonces, a fin de brindar mayores garantías, Uruguay empezó a desarrollar una figura, contemplada dentro del código de la OIE que es el Compartimento. Según explicó el Dr. Jorge Bonino Morlan, consiste en un predio con medidas de alta seguridad en el cual sólo estén presentes ovinos y no haya ningún otro animal susceptible a Fiebre Aftosa (por ejemplo bovinos vacunados).

El SUL está individualizando, junto con los Servicios Oficiales, establecimientos o predios que tengan producción ovina, con un estatus sanitario excelente, en los cuales se examinan los animales. “La autoridad oficial procede al caravaneo, identificación, para iniciar la trazabilidad de cada uno de los mismos, extraer muestras de sangre y se realiza una sanidad completa”, explicó.

Una vez que estén los resultados de los análisis de sangre en el Rubino, que demuestren la ausencia de virus de Aftosa, los animales serán trasladados en camiones con todas las medidas sanitarias necesarias (precintados), al compartimento que está en una fracción del SUL en Cerro Colorado.

“Esta fracción tiene un doble alambre perimetral que la aisla totalmente de sus vecinos, no tiene presencia de ningún vacuno y los únicos ovinos que ingresan son estos analizados. Además se hace la lectura y la trazabilidad a la salida de los corderos de su predio y al ingreso del Compartimento”.

Inicio.

En esta primera etapa, el SUL, con el apoyo de muchas instituciones como INAC, INIA, adquiere los corderos a los criadores. permanecen en Compartimento hasta llegar al peso adecuado y luego serán comercializados por el SUL a fin de solventar los gastos operativos.

El objetivo, explicó el asesor del SUL y directivo de ARU, es que “una vez que esta medida sanitaria sea avalada por OIE, donde ya se cuenta con el respaldo del Director General, y del presidente del Código, también se vayan haciendo los contactos con los países integrantes del Nafta y de la UE, a fin de poder realizar la apertura de estos mercados”.

En tal sentido, informó que el 12 de mayo, vendrá a Uruguay el presidente del Código, Dr. Alex Thiermann, a fin de examinar y colaborar en todo lo que sea la implementación de este Compartimento.

En esta primera etapa van a ser en torno a 1.800 corderos. “En la medida que se logre esto, puede tener un gran impacto sobre toda la producción ovina, puesto que se puede acceder a mercados y obtener precios similares a otros países productores de carne ovina, como Australia y Nueva Zelanda”.

En esta semana empezó la primera etapa de exámenes de corderos, extracción de sangre y sanidad. Una vez con los resultados del Rubino, sobre fin de mes, se llevarán al SUL, explicó Bonino que desde hace 14 años es delegado del sector privado en la OIE.

El primero.

Para Fiebre Aftosa sería el primer Compartimento del mundo y “demuestra una vez más cómo Uruguay, en base al prestigio, a la integración público privada y a la capacidad técnica que tiene puede emprender esta serie de acciones”.

Una vez instalado éste podrán haber otros, cumpliendo con los requisitos exigidos.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *