15 de abril de 2014 11:18 AM
Imprimir

Productores vs. frigoríficos por crecimiento ganadero

URUGUAY : Los productores acusan a la industria frigorífica de no tener intereses en común con ellos para el crecimiento de la ganadería. Pese a esto reconocieron que el aumento en la faena bovina, por mayor entrada a planta de vacas, es una buena señal.

La baja en la faena que se había registrado semanas atrás se debe, en parte, a que existen enfoques de parte de las industrias que no coinciden con el de los productores, según el presidente de la Federación Rural, Carlos Uriarte. A su criterio esos enfoques de los frigoríficos no ayudan al desarrollo del sector.

“En este desafío de crecer, a nivel productivo, los criadores se sienten solos. La industria se interesa por los animales cuando estos están cerca de entrar en faena, pero no ve que la base de todo son los criadores. Estos se ven muy afectados cuando no pueden vender sus vacas y hacer la caja necesaria como para afrontar cuentas diarias o invertir en sus campos con el fin de seguir en un proceso de crecimiento que nos beneficiará a todos los que integramos la ganadería”, dijo Uriarte a El País.

Pese a ello, indicó que es muy importante que en las últimas semanas se diera un aumento en el número de ejemplares que ingresaron a planta.

“Vemos con muy buenos ojos estas señales, que son las primeras positivas para los ganaderos en un tiempo. Por un lado se da que viene creciendo la faena, con el ingreso de vacas gordas a frigorífico y por otro que comenzaron las exportaciones de esta categoría hacia Brasil. También consideramos clave la preocupación de parte del presidente de la República, José Mujica en el tema” (ver aparte), dijo Uriarte.

Además explicó que el incremento en la faena, especialmente de vacas gordas, es clave para los productores, ya que a diferencia de lo que ocurría a nivel climático semanas atrás, a partir de ahora las condiciones serán desfavorables.

“Los ganaderos habían aprovechado el último tiempo, donde se dificultaba el ingreso de esta categoría a frigoríficos, para que los animales ganaran kilos en base al buen forraje existente. Ahora la retención para productores, especialmente en el caso de los criadores, están en riesgo como consecuencia de la entrada al invierno”, admitió Uriarte.

En la última semana computada, la faena de bovinos fue de 46.365 ejemplares. Previo a esto se venía de cuatro semanas en las que el ingreso de vacunos había superado apenas los 40.000 animales, en tanto previo a ello la entrada a planta, durante cinco semanas consecutivas no había alcanzado los 40.000 bovinos.

Estas cifras son sensiblemente más bajas que las registradas en la misma época del año anterior, ya que en ese momento, dependiendo de la semana, el número de ejemplares que ingresaron a industria se ubicó en la mayoría de los casos cómodamente por sobre los 40.000 animales, con semanas que sobrepasaron los 50.000 bovinos.

El presidente de la Asociación Rural del Uruguay (ARU) Rúben Echeverría, sostuvo a El País que “si bien el aumento en la faena que comenzó en las últimas semanas era algo que podía esperarse por la información que teníamos de parte de la industria, no deja de ser una muy buena señal para los ganaderos en general y para los criadores en particular, quienes son el eslabón del sector que termina siendo tarde o temprano el más afectado frente a situaciones de este tipo”.

El titular de la ARU explicó que la suba en la faena tiene que ver, según le dijeron en su momento los industriales, con que las plantas se habían concentrado en trabajar novillos con el fin, por un lado, de cumplir con la Cuota Hilton y por otro debido a la llegada al país de las cuadrillas kosher.

Tras terminar ambos procesos, de acuerdo a los frigoríficos, se aceleró el ingreso de vacas gordas para ser faenadas, lo cual “permite comenzar a superar el mayor cuello de botella que existía en las últimas semanas, que era precisamente la colocación de vacas gordas”, sostuvo Echeverría.

Faena regulada.

Uriarte indicó que el argumento de la industria, sobre la Cuota Hilton y las cuadrillas kosher no es convincente. “No podemos dejar de pensar que la faena estuvo regulada para no sobrepasar ciertos límites, en base a la conveniencia económica de los distintos frigoríficos”, afirmó. “La industria no solo recompuso las teóricas pérdidas que sufrió el año pasado, sino que obtuvo la mayor diferencia” entre el novillo tipo de INAC y lo que pagó por la hacienda, añadió.

Inquietud de José Mujica

En los últimos días el presidente de la República, José Mujica, mostró su preocupación por la falta de colocación de vacas gordas. Primero se lo manifestó a los directivos de la Asociación Rural, en la visita que realizó a la Expo Melilla y les dijo que era clave seguir apoyando la exportación en pie para sacar ese cuello de botella adelante. Pocos días después, y tras una reunión con Mujica, el presidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC), Luis Alfredo Fratti, declaró que se estaban estudiando acciones para impulsar las ventas al exterior de animales vivos “que incluyen lograr acuerdos entre gobiernos que posibiliten soluciones a este problema”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *