15 de abril de 2014 23:22 PM
Imprimir

Advierten que en el segundo semestre los sojeros volverán a retener la cosecha

Muchos productores se están volcando a vender pero descuentan una nueva devaluación después del Mundial.

La estabilidad cambiaria registrada de febrero a la fecha trajo aparejado un cierto grado de confianza entre muchos productores agropecuarios que se volcaron a vender buena parte de la cosecha de soja pasada que venían reteniendo en los silobolsas.

 

La jugada no fue casual: el presidente del Banco Central, Juan Carlos Fábrega, se había comprometido ante el sector agroexportador a mantener el valor del dólar en 8 pesos en plena cosecha para lograr un mayor volumen de exportaciones.

 

Y los datos demuestran que es efectivamente esto lo que está ocurriendo. La semana pasada las empresas agroexportadoras nucleadas en CIARA-CEC liquidaron u$s 825 millones, mientras que en lo que va del año esa suma asciende a u$s 5880 millones.

 

De esta manera, en el sector estiman que la liquidación de divisas superará los u$s 29.000 millones prometidos a principios de febrero cuando el Gobierno, preocupado por la falta de dólares, citó en dos oportunidades a los directivos de CIARA-CEC.

 

Otro dato: en el periodo enero/marzo de este año se declararon exportaciones por 4,4 millones de toneladas de harina de soja por un valor FOB total de u$s 2304 millones. Se trata de una cifra en divisas 42% superior a la del primer trimestre de 2013.

 

En tanto, en la zona de influencia de Rosario (Up River) los precios de la soja mejoraron en línea con las subas registradas en el Mercado de Chicago (CBOT) en donde las cotizaciones se ubican en torno a los u$s 545 por tonelada.

 

Así, en el Mercado a Término de Rosario (Rofex), los precios de la soja disponible rondan los $ 2495 por tonelada, mientras que el contrato con fecha de entrega en el mes de mayo se negocia a u$s 308 por tonelada.

 

Esta situación de precios, para los analistas de mercado, indudablemente hizo volcar a los productores a liquidar parte de la cosecha pasada teniendo en cuenta que el valor del dólar paralelo (el refugio de muchos) también se estabilizó entre los 10 y 11 pesos.

 

Asimismo, si se mantiene estable el mercado cambiario, muchos empresarios agrícolas irán vendiendo parte de la actual producción de soja 2013/14, sobre todo durante los meses de mayo y junio, que es cuando se registra el grueso de la cosecha en el país.

 

Del mismo modo, los analistas siguen siendo muy optimistas. El temporal de la semana pasada no dejó grandes daños y las estimaciones privadas siguen hablando de una cosecha que rondará las 54 millones de toneladas versus 48,5 millones el año pasado.

 

Tormenta Cambiaria

 

Hasta aquí pareciera ser un escenario ideal, pero, surge un interrogante que La Política Online planteó a los especialistas: ¿Es posible mantener el dólar en 8 pesos durante los próximos meses con el actual nivel de inflación y las previsiones que hay para este año?

 

“Los productores están vendiendo soja de forma urgente, tomando posiciones en insumos y comprando dólares en todas sus versiones porque están muy baratos”, comentó el consultor económico Salvador Di Stefano.

 

“Las reservas están en u$s 27.213 millones, mientras que la base monetaria se encuentra en $ 359.061. Esto te da un dólar de convertibilidad de $ 13,19, un valor muy elevado, respecto a los precios que hay hoy en el mercado”, explicó el consultor.

 

Para Di Stefano, “si el Gobierno sigue emitiendo para financiar al Estado deberá retirar pesos debiendo, de esta manera, convalidar una tasa de interés más alta, o bien, soltar el tipo de cambio; no hay otra posibilidad que la recesión o la devaluación”.

 

Por otro lado, respecto a las restricciones a las importaciones, el entrevistado dijo que “en algún momento el Gobierno tendrá que largar dólares para poder importar y, si esto ocurre, el tipo de cambio inevitablemente arbitrará a la suba”.

 

En este contexto, lo cierto es que aún quedan por vender 43 millones de toneladas de soja y 18 millones de toneladas de maíz. “Está claro que de aquí a fin de año la soja y el maíz pueden bajar, y está muy claro que el dólar puede subir”, advirtió Di Stefano.

 

“Los productores saben que es momento de vender y comprar insumos a precios dolarizados, o bien comprar dólares por la vía que más les resulte más conveniente”, concluyó el consultor rosarino.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *