21 de abril de 2014 00:25 AM
Imprimir

Casi la quinta parte de tierra cultivable de China está contaminada

 “La situación del suelo nacional en general no permite el optimismo”, afirma el informe del Ministerio de Protección del Medio Ambiente y el Ministerio de Tierras y Recursos de China. La pasada semana se divulgó el dato de que casi la quinta parte de la tierra cultivable en China está contaminada con polución orgánica o […]

 “La situación del suelo nacional en general no permite el optimismo”, afirma el informe del Ministerio de Protección del Medio Ambiente y el Ministerio de Tierras y Recursos de China.

La pasada semana se divulgó el dato de que casi la quinta parte de la tierra cultivable en China está contaminada con polución orgánica o inorgánica, el cual surge de un estudio sobre contaminación del suelo llevado a cabo por los ministerios estatales y dado a conocer el jueves 17.

“La situación del suelo nacional en general no permite el optimismo”, afirma el informe del Ministerio de Protección del Medio Ambiente y el Ministerio de Tierras y Recursos de China.

Añade que “en algunas zonas, la contaminación del suelo es relativamente grave. Las condiciones de la tierra cultivable son preocupantes y el problema de la contaminación de la industria y la minería es particularmente preocupante”.

EL ESTUDIO.

Se trata del resultado de un estudio que lleva 7 años y se sustenta en pruebas efectuadas en más de seis millones de kilómetros cuadrados (exactamente 6,3 millones de kilómetros cuadrados) de tierra.

Según dicho estudio cerca del 16,1 % del suelo del país y el 19,4 % de la tierra cultivable sufrían algún tipo de contaminación

Algo más del 1 % de la tierra en China está muy contaminada, según una copia del informe fechada el jueves y publicada en la página web del ministerio.

SE CONFIRMAN LAS PEORES PREVISIONES.

Las estimaciones confirmarían las peores previsiones de los investigadores vinculados al Estado, los cuales habían considerado que entre el 8 % y el 20 % de la tierra cultivable china podría estar contaminada con metales pesados.

ESTUDIO DE LA UNIVERSIDAD DE TEXAS.

Por otra parte La Vanguardia de España informó que la contaminación de la China afecta al clima a escala planetaria y citando un artículo publicado por la revista Proceedings de la Academia de Ciencias de Estados Unidos muestra que las partículas en suspensión provocadas por las actividades humanas intensifican y alteran la dirección de las grandes tormentas del Pacífico.

El artículo menciona la investigación realizada por la Universidad de Texas A&M (Estados Unidos) que se publicó en la mencionada revista y demostraría que “las partículas de contaminación provocadas por la actividad humana (industria, transporte, producción de energía) en el este de Asia -principalmente, en la China- afectan a la trayectoria e intensidad de las tormentas del Pacífico y pueden influir en el clima a escala planetaria. Los resultados de esta investigación han sido publicados en el último número de la revista PNAS, editada por la Academia de Ciencias de Estados Unidos”.

Los expertos han comparado los niveles de contaminación del aire desde 1850 hasta 2000 y han utilizado un modelo climático global avanzado hasta llegar a la conclusión de que los aerosoles antropogénicos impactan en la formación de ls nubes y los ciclones de latitudes medias, asociadas a la trayectoria de las tormentas del Pacífico.

El Prof. Renyi Zhang, lider del grupo autor del estudio, dijo que  “parece haber pocas dudas de que estas partículas procedentes de Asia afectan las tormentas que se desplazan a través del Pacífico y, posteriormente, alteran los patrones climáticos en América del Norte y el resto del mundo”.

“El modelo climático es muy claro en este punto. Los aerosoles formados por las actividades humanas de las economías asiáticas de rápido crecimiento impactan la formación de tormentas y la circulación global del aire. Esta contaminación tiende a hacer que las tormentas sean más profundas, más fuertes y más intensas. Creemos que esta es la primera vez que un estudio ha proporcionado una perspectiva global sobre este fenómeno”, indicó el investigador de la Universidad de Texas A&M.

REACCIÓN DE GREENPEACE.

El viernes 18, al día siguiente de la información divulgada por el Ministerio de Protección del Medio Ambiente y el Ministerio de Tierras y Recursos de China, Greenpeace criticó el informe y aseguró que las autoridades chinas lo silenciaron durante más de un año.

Según Greenpeace el documento que señala que en torno al 19,4 % de las tierras fértiles en el país está contaminado con cadmio, níquel y arsenio no fue difundido enseguida sino que se etiquetó como clasificado y de secreto nacional durante un año. Ahora, las autoridades lo publican online.

Greenpeace tambien dijo que el informe es “breve y vago”, además de contener  datos cuestionables. “No estamos satisfechos con los números. Sigue siendo muy breve y vago”, dijo Wu Yixiu, jefa de campaña sobre contaminación en el Este de Asia. 

“Los lugares contaminados deben ser anunciados al público” reclamó, así la gente podrá protegerse porque la contaminación no es visible.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *