23 de abril de 2014 10:01 AM
Imprimir

La cosecha de soja cada vez más cerca de las 55 millones de toneladas

Los rindes de zonas claves compensan algunas pérdidas de la oleaginosa, desde la entidad bursátil estiman que la cocha alcanzaría por el momento los 54,9 millones de toneladas. Pese al cosechón podría volver a escasear mercadería para la molienda ante incertidumbre económica.
La Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Rosario actualizó su estimación de producción de soja 2013/14 y la ubicó en 54,9 millones de toneladas, un 0,4% superior a lo estimado en marzo. 
 
“El mejor comportamiento de los rindes en la provincia de Córdoba, particularmente en el este y sur, y en el norte del país, empujan el rinde nacional a 27,7 quintales por hectárea y contrarrestan las pérdidas de otras regiones, particularmente la caída esperada en los rindes en el sur de Santa Fe y oeste bonaerense y el aumento de superficie que podría no cosecharse” en torno a las 456 mil hectáreas, se informó.
 
Desde GEA señalaron que la cosecha de la oleaginosa viene trabada y retrasada en 15 puntos respecto del año pasado. Con sólo un 25% del área sojera cosechada, faltan muchas regiones productoras de importancia por trabajar. Igualmente, con el avance que exhiben, hay zonas que permiten avizorar caídas de rindes respecto de sus expectativas iniciales, mientras que otras áreas están arrojando resultados favorablemente sorprendentes. Esto era lo observable hasta una semana atrás. “En los próximos días, si no hay inconvenientes en la recolección, empezarán a dar una visión más ajustada en productividad unitaria”, sostiene el informe.
 
Pero mientras se espera un buen cosechón de soja en la presente campaña, desde la industria aceitera en el polo rosarino buscan volver a la importación temporaria de la oleaginosa especialmente de Paraguay, Bolivia y hasta Uruguay. 
 
Si bien para algunos industriales es muy factible que se alcancen las 55 millones de toneladas de soja, el productor volvería a vender la producción con cuentagotas como sucedió con en la campaña anterior. Así la capacidad instalada de molienda volvería a tornarse ociosa si el agricultor cubre los gastos de la campaña gruesa y luego retiene la soja. Para financiarse utilizaría el maíz, que tiene buenos precios y rindes.
 
En lo que respecta a ese cereal, con un 23% del área maicera cosechada, la GEA ajustó hacia arriba la estimación de producción respecto del informe anterior, alcanzando 23 millones de toneladas. El rinde promedio nacional de maíz fue ajustado en casi un quintal, pasando de 66 a 67 quintales por hectárea.
Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *