23 de abril de 2014 16:49 PM
Imprimir

Las colmenas misioneras no sufren pérdidas por la Varroa

Ángel Roberto Maschke, coordinador del Programa Apícola de Misiones del Ministerio del Agro y la Producción, explicó que la Varroa es un género de un ácaro que produce la enfermedad denominada varroasis. Este ácaro es un ectoparásito que se reproduce sobre sus estadios larvales y pupales (cría abierta y operculada), por lo tanto nacen abejas débiles y deformes.

También afecta a la abeja adulta viviendo en estado forético sobre ella. El ácaro absorbe la hemolinfa del insecto disminuyendo su masa corporal (peso). En estado larval es más crítico debido a que los adultos nacen con menos del 30 % de peso de un adulto no parasitado.

Maschke explicó que la Varroa es un ácaro que se combate con acaricida, que tienen que estar autorizados por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA). Además comentó que en otras provincias la presencia de Varroa en una colmena produce muchas veces la desaparición de la colmena.

“En Misiones hicimos un estudio y se determinó que tenemos entre un 5 y 6 por ciento de Varroa en las colmenas y a pesar de eso son productivas; estamos investigando qué hace que las abejas soporten tanta carga de parásito. Es algo que debemos ver y no se justifica curar”, precisó el coordinador del Programa Apícola.

Sobre por qué no se justifica “curar” la colmena, Maschke explicó que también en Misiones “tenemos reincidencia, ya que hay muchas colmenas que están en forma natural en los montes y que también tienen este 5 y 6 por ciento de Varroa”.

“Entonces si curamos un apiario o colmenar, enseguida vuelve a ser infectado”, detalló y agregó que “en Misiones no tenemos grandes pérdidas, como sí pasa en el resto del país, desde el Chaco, Santa Fe, Entre Ríos, porque cuanto más pura es la abeja, mayor problema con el ataque de Varroa registran”.

Al respecto, comentó que en Buenos Aires cuando se encuentra entre el 1 y 2 por ciento de Varroa ya se aplica acaricida.

En Misiones, indicó Maschke, muy pocos productores realizaron algunos ensayos para curar la Varroa, siempre con productos autorizados, “pero veían que al poco tiempo vuelve a estar infectada la colmena”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *