24 de abril de 2014 02:12 AM
Imprimir

En Colombia el agro debe ser la prioridad del próximo gobierno

El electo senador Ernesto Macías sostiene que el Gobierno puede evitar el paro si les cumple a los campesinos

Una reforma estructural al sector agropecuario anuncia el Centro Democrático dentro del paquete de iniciativas que presentará el 20 de julio a consideración del Congreso de la República.

Después de los “retiros espirituales” de Rionegro, Antioquia, los congresistas electos del Centro Democrático, han seguido trabajando en lo que será el paquete de proyectos que integran la agenda legislativa del nuevo partido que orienta el expresidente Álvaro Uribe Vélez.

Entre las iniciativas, en cuyo borrador trabaja un grupo de congresistas ‘uribistas’ del que hace parte el senador huilense Ernesto Macías Tovar, está la reforma estructural al sector agropecuario, que contempla varios aspectos.

En cuanto los cafeteros, anunció que en la reforma hay un capítulo especial que vienen trabajando con los productores del grano, el cual toca a fondo la estructura de la Federación y el Fondo Nacional del Café.

Alivios y planes de crédito

La iniciativa ‘uribista’ contempla todo un plan de alivios y planes de créditos que, según Macías, “…buscan dejar sentada una política clara que no permita el absurdo endeudamiento sistemático de los productores del campo en el futuro”.

Según la propuesta, el alivio comienza con un subsidio hasta del 50 por ciento en los costos de los insumos agropecuarios, el cual quedará definido claramente en la reforma para evitar futuras interpretaciones.

Así mismo, el proyecto contempla la reducción o tarifa preferencial de energía para el sector, con el fin de compensar los altos costos tanto en el riego como en el tratamiento o transformación de los productos. Igualmente, se prevé el congelamiento del catastro rural por varios años.

Se propone la creación del Fondo de Reactivación Agropecuaria, el cual tiene como finalidad el establecimiento de líneas de crédito de largo plazo, la refinanciación de créditos de largo plazo con tasas por debajo de la inflación, la condonación de la deuda y eliminación de las bases de deudores a pequeños y medianos productores con el compromiso de que sigan produciendo.

Así mismo, el proyecto establece el financiamiento de cultivos de tardío rendimiento entre 10 a 15 años. También se plantea el financiamiento de reservorios y microdistritos de riego en los cuales el Estado debe asumir la elaboración de los proyectos; como también el crédito a largo plazo para adquisición de tierra asociada a los proyectos productivos. De igual manera, la nueva ley establece el seguro agrario con participación y el concurso de todas las empresas de seguros.

Los embalses para el agro

Debido al éxito obtenido en los cultivos de peces en el embalse de Betania, Macías Tovar afirma que la nueva ley debe establecer que los embalses del país no pueden tener como único propósito la generación de energía, sino habilitarse para la industria piscícola y el riego para ampliar la frontera agropecuaria.

Sin dejar de lado la crítica a la ley de tierras que puso en marcha el actual gobierno, por considerar que no se ha visto su efectividad, Macías, anuncia que dicha ley…”debe ser ajustada a los objetivos de la legislación de extinción de dominio para recuperar la tierra mal habida, lograr la devolución al legítimo propietario, defender al propietario honesto y al tenedor de buena fe y establecer sanciones al reclamante de mala fe”.

Enfatiza que en la ley deben prevalecer los planes de ordenamiento productivo que organicen las prioridades del territorio en términos de las zonas de reserva ambiental, parques naturales, zonas de vocación agropecuaria, zonas mineras y energéticas.

Además de limitar la adquisición de tierra por extranjeros, se propone la titulación de baldíos acompañada de capacitación y de paquetes tecnológicos para el cultivo y crédito pre aprobado. Como fórmula novedosa se habla de crear un sistema de alquiler de largo plazo de baldíos para proyectos productivos.

Programas para el productor

Macías Tovar afirma que el proyecto contempla un ambicioso programa que tiene como objetivo o beneficiario al productor directamente. En tal sentido, “se prioriza la promoción de escuelas de emprendimiento rural orientadas por el Sena, con el fin de formar líderes campesinos y unos productores del campo mejores educadores de sus hijos”.

Así como “el agro debe ser la prioridad del próximo gobierno”, según Macías, “la dignificación del trabajo rural tiene que ser una política de Estado”. Sobre el particular, la reforma que propondrá el Centro Democrático enfatiza en que los trabajadores deben estar afiliados a la seguridad social, como requisito para que los empleadores tengan acceso a los apoyos del Estado.

Los programas de vivienda rural y mejoramiento de vivienda rural que podrán incluir entrega de materiales e instrucción básica para la autoconstrucción, hacen parte de la propuesta para dignificar el trabajo rural.

Reforma tributaria

Antecediendo con una fuerte crítica a la reforma tributaria que tramitó el gobierno Santos, la cual, según Macías, lesionó enormemente los ingresos de la clase media en la cual está la mayor parte del sector agropecuario, “se buscará que en esta reforma se permita recuperar el ingreso de la clase media, que otorgue los ingresos necesarios para financiar los programas y proyectos del gobierno a través de la imposición fiscal a los grandes capitales y, además, se debe favorecer la inversión en maquinaria y tecnología para el agro y la industria.

“Hay que recuperar el ingreso de la clase media, limitando el impacto del CREE e IMAN, y las retenciones; así como eliminar el IVA a la maquinaria agrícola e industrial…” enfatizó el nuevo senador huilense.

En el proyecto se busca dejar de carácter permanente el 4X1000, excluyendo las cuentas hasta dos o tres salarios mínimos y los desembolsos de créditos sectoriales agropecuarios. Igualmente, se establecerán topes de los prediales acordes a la productividad de los activos gravados.

Abandono de políticas

Al afirmar que “…el gobierno Santos abandonó las políticas agropecuarias y ha sido permisivo con el contrabando.”, Macías anticipa que la reforma que presentarán el 20 de julio al Congreso, busca establecer como políticas de Estado todo lo concerniente al bienestar y desarrollo del sector agropecuario, para evitar que cada gobernante las cambie a su antojo.

“No podemos seguir asistiendo al espectáculo del actual gobierno cuando busca conjurar los paros con medidas coyunturales y facilistas como la compra de cosechas y subsidios populistas. El presidente Santos ha engañado a los campesinos con promesas y anuncios que no cumple; todo por falta de políticas”, aseguró.

Y, agregó: “el Pacto Agrario, por ejemplo, que surgió del movimiento campesino, lo convirtieron en una trampa política. El gobierno busca amarrar a las intenciones reeleccionistas de Santos a gobernadores y alcaldes con unos proyectos campesinos que finalmente el ministro de Agricultura es el que los aprueba a dedo. Eso es una trampa a los campesinos”.

Finalmente, Macías sentenció que “el paro agropecuario que anuncian para el 28, no es un invento de los agricultores, si lo realizan es por culpa del gobierno que se comprometió con soluciones que no ha cumplido. Ojalá el Presidente les cumpla para evitar el paro”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *