24 de abril de 2014 16:45 PM
Imprimir

¿Acción y reacción?

URUGUAY : En los últimos meses el mercado cárnico estuvo al influjo de señales políticas ante ajustes en los precios y la actividad desde la industria frigorífica. Pareció que antes posibles medidas desde el gobierno, se reactivó la demanda y mejoraron los precios aunque desde la industria siempre se afirmó que eso se debía a razones de mercado.

Las mejoras en cuanto a la transparencia informativa no han mejorado el nivel de confianza de los productores respecto a los frigoríficos. La Federación Rural comenzará en los últimos días de abril a trabajar junto a la Comisión de Defensa de la Competencia para evaluar si han comportamientos de la industria frigorífica que estén perforando o violando las regulaciones. En tanto, no hay conformidad entre los dirigentes sobre el sistema propuesto por el Ministerio de Ganadería sobre la información planta por planta y no son pocos los que quieren poner nuevamente sobre la mesa que se pague en tercera balanza.

A comienzos de abril fue el propio presidente José Mujica el que adelantó medidas para facilitar la salida de animales ante la baja demanda especialmente por la categoría vacas. Con cargas altas y el invierno no muy lejos, se propuso desde los representantes oficiales en el INAC la exoneración o baja de impuestos para la exportación de ganado en pie para facilitar esta corriente comercial. Además, más recientemente, se instruyó a embajadores en países como Irán, Rusia y Venezuela a explorar la posibilidad de negocios de carne por petróleo.

En los últimos días ya se comenzó a ver algo más de demanda y una leve mejora en los precios aunque en la categoría de vacas todavía no en el sentido esperado por los productores. Puede pasar, como en anteriores oportunidades, que las posibles medidas queden en suspenso –algunas por ser poco prácticas- ante una respuesta positiva de la industria. A comienzos de año había sucedido algo simular cuando el presidente del INAC, Alfredo Fratti, llamó a una reunión extraordinaria de la Junta Directiva ante el descenso de precios y de demanda en un escenario de muy pocas lluvias que se revirtió sobre fines de enero.

En ese momento Fratti remarcó la recuperación de márgenes por parte de la industria frigorífica medida por el valor del novillo tipo. Ese buen desempeño se mantuvo durante el primer trimestre. En marzo el llamado valor agregado industrial fue el más alto desde julio del año 2008. Los propios balances de los principales grupos brasileños presentes en Uruguay destacaron la mejora de márgenes en el último trimestre del año pasado luego de un primer semestre muy exigido y con números en rojos. Y no son pocos los que señalan que fue la puja entre los grupos brasileños lo que elevó artificialmente los precios en la primera mitad de 2013.

Mientras podría retomarse en las próximas semanas el debate sobre la tercera balanza y se discute sobre si hay colusión de la industria frigorífica, quedan fuera de agenda proyectos de mediano plazo sustentados en la confianza, mercado de futuros incluido. Mientras, el mercado funcionará en modo acción y reacción.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *