27 de abril de 2014 21:14 PM
Imprimir

Entrevista al presidente de Fadisol

URUGUAY : “Si no se pone atención en los altos costos podemos quedar afuera del mercado”.

¿Qué significa para la empresa la inauguración de la planta de acopio en Nueva Palmira?
Para una empresa familiar y nacional es un hito muy importante, una inversión fuerte para fortalecer la cadena logística, que es lo que necesitamos para complementar la gestión. Nos dará la posibilidad de atender mucho mejor a nuestros clientes y potenciar el crecimiento de la empresa.

¿Cuál es el objetivo de esta inversión de Fadisol?
Aumentar las velocidades y los servicios. La capacidad estática es de 20 mil toneladas, pero eso lo consideramos secundario. Lo importante es que tiene una playa de estacionamiento para casi 100 camiones, es una playa de preembarque autorizada, tiene balanzas, caladores, laboratorio de última generación. Es muy cómoda, está retirada de Nueva Palmira, para hacer más amigable nuestra actividad con la población. La planta cuenta además con todos los servicios, de secado, de limpieza. Buscamos sobre todo agilidad, recibir y expedir rápidamente, más que tener capacidad de almacenaje, que eso ya lo tenemos en otras plantas. Además acá hay un espacio muy grande, con miles de toneladas almacenadas en bolsones.

¿Cómo hace Fadisol para competir de igual a igual con empresas multinacionales?
Con mucho trabajo y estando todo el día, todos los días del año, poniendo la cara. Los productores saben quiénes somos los que dirigimos la empresa, nos ubican en cualquier momento en nuestra casa, si hay algo que no gusta saben a quién criticar, tienen personas con quienes conversar y discutir, hay caras visibles para generar los negocios. Estamos los viernes de noche, los sábados, los domingos, los feriados. Comercialmente podemos estar igual a otras empresas, pero no peor. Tenemos una trayectoria de más de 35 años, pasamos por todos los momentos del país. Estamos jugados al futuro con las generaciones que vienen, hijos y nietos, que son el mayor patrimonio. El patrimonio valuado en dólares se vende de un día para el otro, el mayor patrimonio son los valores humanos.

¿Cómo se están preparando para la zafra de soja?
La campaña debería ser mayor a la del año pasado, con un nuevo récord de producción para Uruguay. Puede haber problemas de infraestructura, de logística, porque hay mucho trigo; no esperábamos que los embarques de trigo se trancaran como se trancaron, lo que hizo que muchas plantas todavía estén ocupadas con trigo, así como las terminales del puerto. Puede haber cancelaciones de China, algunas demoras de buques. Veremos cómo viene el clima, puede haber mayor necesidad de secado y algunas complicaciones logísticas, y para ello es imprescindible tener herramientas como esta nueva planta.

¿Las perspectivas para la próxima campaña de invierno?
Tenemos una visión optimista del mundo, aunque muchos prevén un desaceleramiento de la economía. Tenemos el privilegio de estar en la producción primaria y frente a una necesidad de alimentos por parte de la población mundial. Dólar más o dólar menos, el mundo se lleva los granos. El tema no es ese sino el alto costo de producción y el costo país. Estamos en un punto muy delicado donde podemos producir mucho pero no estar compitiendo. La soja hoy vale US$ 500 y el trigo US$ 250, ambos son precios muy buenos, no podemos pedir un mercado internacional que pague más; sin embargo hay mucha gente a la que no le dan los números, y no le da por el alto costo de producir y vivir en Uruguay, el costo del transporte es muy alto. Si no se pone atención en eso podemos quedar afuera del mercado. Me parece que Uruguay es ineficiente internamente.

¿Qué novedades tiene la empresa en exportaciones?
Siempre estamos buscando mercados nuevos, como la exportación de cebada forrajera, mercado que estamos liderando. El año pasado sacamos un volumen importante, y ahora se volvió a cargar cebada forrajera hacia países árabes. Es una forma de complementar los programas de cebada cervecera que tienen las malterías y que son muy limitados por múltiples factores. La cebada forrajera es un commodity nuevo para Uruguay, que es mucho más fácil de producir, con un precio un poco inferior al de la cebada cervecera, pero con múltiples ventajas. Los principales productos son la soja y el trigo, pero también trabajamos con sorgo maíz y paralelamente con semillas y el resto de los insumos que el productor necesita para producir.

¿Cómo ve la demanda de los países árabes por cebada forrajera?
Son mercados muy demandantes y estamos evaluando tener planes de producción específicamente para ellos.

¿Cómo evalúa el estado de la infraestructura en Uruguay?
El estado de las rutas es desastroso, por lo menos las rutas por donde se transporta la producción. La ruta 12 para llegar a Nueva Palmira se deshace toda, se rompe, lo que encarece el costo de los fletes, el tiempo de transporte y el riesgo de accidentes. Lo mismo ocurre con la ruta 55, que va al nuevo puerto de Montes del Plata. Surgió el proyecto, se construyó, está en funcionamiento la fábrica y ni miras de haber ruta. Lo mismo pasa con Nueva Palmira, que no para de crecer. Hay algo que no está bien, no puede ser que se demore tanto en reaccionar y que se diga que no hay recursos, cuando sí hay recursos para poner más empleados públicos. Soy muy crítico de la lentitud de los diferentes gobiernos nacionales y departamentales que no están acompañando el potencial productivo de Uruguay.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *