28 de abril de 2014 12:02 PM
Imprimir

“Deben bajarse las retenciones al trigo y al maíz”

Así se expresó el presidente de la BCR, Raúl Meroi, luego del remate del primer lote de soja

Raúl Meroi, presidente de la Bolsa de Comercio de Rosario, condujo el acto de remate del primer lote de soja de la campaña 2013-2014 en el salón del Mercado físico de granos de la Bolsa. Luego del discurso y del remate en sí, habló con ON24.

Se calcula que se producirán unas 120 M de toneladas de grano este año y Meroi confía en que la bolsa está preparada para soportar un crecimiento tanto cualitativo como cuantitativo sin problemas. “Tenemos todos los elementos para absorber la cosecha que fuese. Lo que no puede pasar es que sea un cuello de botella llegar a las terminales portuarias. Hoy felizmente tuvimos el anuncio del gobernador de que se iban a hacer obras para mejorar el acceso a los puertos”.

El atraso cambiario y la posibilidad latente de una devaluación significativa como la de enero tiene a los productores alerta y tratando de comercializar solamente lo indispensable. Meroi explicó que “el productor liquida de acuerdo a sus necesidades. La expectativa ante un cambio en la moneda y una inflación que parece que no se puede controlar no hacen fácil que el productor se desprenda del grano, que es su moneda de cambio”.

Respecto del aumento de la producción, el titular de la Bolsa pidió medidas más claras. “Necesitamos que se flexibilicen las restricciones y que se bajen las retenciones en trigo y maíz para poder diversificar los cultivos que se han orientado, por razones de resultados, fuertemente hacia la soja en desmedro de las demás producciones”, se lamentó.

La siembra de trigo de esta campaña resulta aún un interrogante. “No hemos tenido todavía señales muy claras del gobierno nacional para saber qué tipo de incentivos podrán aparecer. Desde la BCR reclamamos la baja de las retenciones”, afirmó.

Últimamente, los campos comienzan a mostrar planteles de hacienda que hace unos años era más difícil de ver. Preguntado sobre si existía la posibilidad de volver a producir carne como en otras épocas, Meroi fue cauto al afirmar que “la transformación de un animal en carne es un proceso que no es tan simple y sobre todo no es rápido. Recomponer un plantel de hacienda lleva hasta cinco años para poder decir que está consolidado, no es como las cosechas que arrancan y terminan en cada ciclo”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *