29 de abril de 2014 04:05 AM
Imprimir

El cerdo gana terreno frente a los aumentos de la carne

Frente a este contexto, los frigoríficos de cerdo se abren paso en un mercado que demanda precios más accesibles y ofrecen cortes alternativos que se posicionan como una buena opción para hacer frente al aumento. La oferta del consumo de cerdo creció un 21.05% en un año, donde el consumo doméstico llegó a 426.000 toneladas, […]

Frente a este contexto, los frigoríficos de cerdo se abren paso en un mercado que demanda precios más accesibles y ofrecen cortes alternativos que se posicionan como una buena opción para hacer frente al aumento. La oferta del consumo de cerdo creció un 21.05% en un año, donde el consumo doméstico llegó a 426.000 toneladas, equivalente a un poco más de 10 kilos anuales por persona en promedio. Cada vez más, los consumidores se vuelcan al cerdo, que ya compite con el tradicional asado argentino, no solamente como estrategia de ahorro sino también por las bondades que este alimento ofrece.

Pablo Baleani, Responsable de Ventas de Frigorífico Sersale sostuvo que “En el caso de los cortes de cerdo, tuvimos a fin de año un aumento lógico producto de la demanda estacional que luego se mantuvo como consecuencia de la devaluación de enero, llegando aproximadamente en promedio a un 20% de incremento en los precios al público desde octubre del año pasado. Muy por debajo de los aumentos que vemos en la cadena de distribución de la carne vacuna, que en promedio llegó al 60% en el mismo período. Al tener venta directa al público, logramos minimizar estos incrementos, logrando una diferencia importante en favor del consumidor”

Con los últimos aumentos de la carne vacuna, el kilo de asado de animales livianos queda en $ 63, el vacío tiene un valor similar y el kilo de milanesa trepa a $ 70.

A modo de comparación, en los cortes más tradicionales de cerdo, encontramos los siguientes precios: Morcilla: $ 24 x kg, chorizo Bombon: $ 41 x kg, costillitas de cerdo $ 46 x kg, pechito de cerdo $ 45 x kg y salamines $ 95 x kg.

“La demanda de algunos cortes se incrementó notoriamente en los últimos años. El caso de la bondiola es un ejemplo. Tradicionalmente consumida como fiambre, hoy está muy incorporada como alternativa a la carne tanto en consumo doméstico como en el circuito gastronómico” concluyó Baleani.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *