29 de abril de 2014 23:03 PM
Imprimir

“Entre todos sabemos más” (Una santafesina al frente de AAPRESID)

María Beatriz “Pilu” Giraudo lidera la emblemática entidad que instaló la Siembra Directa. Comanda una comisión directiva joven que trabajará enfocada en las Buenas Prácticas Agrícolas, el cuidado del medio ambiente y la producción sustentable.

Para esta Ingeniera Agrónoma nacida en Zenón Pereyra, el campo forma una parte insoslayable de su vida.

En diálogo con Campolitoral, destacó el momento que atraviesa la entidad con sede en Rosario. “Estamos en medio de un traspaso generacional. La nueva Comisión Directiva tiene un promedio de 35 años, y por eso estamos muy agradecidos a los pioneros de la institución. Ellos todavía están en acción, pero tienen la grandeza y la generosidad de darnos el pase, es una responsabilidad enorme pero estamos convencidos y fortalecidos por el grupo”, sostuvo Giraudo.

Para la titular de AAPRESID, los desafíos de la nueva gestión implican trabajar fuertemente en dos frentes estratégicos muy relacionados entre sí.

“El primero es mantener y llevar adelante las Buenas Prácticas Agrícolas, que son el camino para la sustentabilidad. Hoy, en la Argentina el 90 % de la superficie agrícola está en Siembra Directa, pero esa no es una garantía absoluta, se requiere un buen trabajo en las buenas prácticas agrícolas, un manejo integrado de plagas y un uso responsable de los fito-sanitarios, que nos permita llegar a la sustentabilidad. Ese es el camino que hemos transitado en la institución, y hoy nos enfrentamos a distintas situaciones que nos advierten a mantener ese camino”, agregó.

A propósito de esto, mencionó el trabajo implementado en investigación a campo con el programa Sistema Chacra. “Es un vehículo público privado que permite avanzar en esta línea y profundizar la variación de ese paquete tecnológico. Buscamos soluciones a los problemas que se van dando, pero con la convicción de afianzar estas BPA que nos garantizan la sustentabilidad”, destacó.

 

Generar alimento

Por el otro lado, Giraudo hizo especial hincapié en los desafíos globales de la agricultura y los agricultores. “La razón de ser de AAPRESID desde que se creó es buscar una solución al dilema de la cantidad y calidad de alimento y un medio ambiente preservado. Esa es nuestra misión”.

Para la Agrónoma, estos conceptos se enmarcan “en lo que llamamos el Eco Progreso y como tenemos la tranquilidad de estar en una permanente evolución, trabajamos para la seguridad alimentaria, que va de la mano de no contaminar y de mantener el suelo fértil, cualidades que redundan en mejor calidad de vida para la comunidad”. Y agregó: “queremos encontrarnos con la comunidad basados en un fuerte trabajo en comunicación, para contarle a la sociedad todo esto, y además queremos contagiar a que todos los argentinos nos sintamos agro industriales”, sostuvo entusiasmada.

En este sentido, miró hacia atrás, para valorar la experiencia recorrida en estos años, la que permite intercambiar con las personas que piensan distinto, donde cada una pueda aportar su punto de vista. “Tenemos una fuerte experiencia con otras entidades del país y de países limítrofes. No tenemos una solución definitiva, por eso nos anticipamos a la búsqueda de soluciones, siempre enmarcados en la apertura que permita incorporar mejores alternativas que nos lleven a la sustentabilidad. Eso nos caracteriza, la horizontalidad, ya que nadie sabe tanto como lo que sabemos juntos”, dijo parafraseando uno de los ejes conceptuales de la entidad, y que llevó a los productores argentinos al liderazgo mundial en materia asociativa.

 

Lo que viene

A propósito del nuevo congreso que se viene, Giraudo dijo que es una fiesta, “siempre con la pasión de llegar a este momento del año donde nos encontramos con la comunidad agroalimentaria para discutir los nuevos desafíos, con una fuerte inteligencia colaborativa, un fuerte hincapié en nuestra misión de referencia tecnológica para garantizar el alimento cuidando el medio ambiente, y con una jornada de participación ciudadana que sigue creciendo. Queremos llegar a toda la comunidad, y para ello este año tendremos mucho intercambio con muchas actividades”.

A nivel personal, se mostró feliz “por este alegría de poder asumir este desafío y con un agradecimiento mayor por la generosidad de los mayores que nos dieron paso y la tranquilidad de poder transmitir a todo el mundo lo que hacemos todos los días de nuestra vida por lo que me considero una privilegiada. Estar en contacto permanente con la naturaleza en un ámbito de mucha fraternidad como es el campo y respondiendo a una demanda básica de la humanidad es un estímulo para darle una entrega a esta institución”, dijo. Y también invitó a que se sumen a esta movida. “Queremos que nuevos jóvenes se sumen a la entidad. Hoy ya la SD es una herramienta esencial para el control de la erosión de suelo y mejorar las prácticas agrícolas. La SD rompió un paradigma milenario no por sí sola, sino con las buenas prácticas, pero teniendo en cuenta este paquete tecnológico adaptado a cada zona y ambiente permite recuperar los suelos, mantenerlos y en muchos casos mejorarlos, vamos a ser la primera generación que vamos a poder entregar los suelos mejor que como los recibimos”, expresó con orgullo.

 

“La SD rompió un paradigma milenario no por sí sola, sino con las buenas prácticas, pero teniendo en cuenta este paquete tecnológico adaptado a cada zona y ambiente permite recuperar los suelos, mantenerlos y en muchos casos mejorarlos”

 

 

El dato

Un lugar de encuentro

A lo largo de dos décadas, el Congreso anual de AAPRESID se ha consolidado como el evento de conocimiento en agricultura más destacado en nuestro país y un referente a nivel mundial. Cada edición reúne a los principales expertos y es un punto clave de actualización, debate y exhibición de los avances tecnológicos, marcando desde el lema de su convocatoria, un verdadero faro conceptual para iluminar los escenarios de la innovación.

 

 

CV

Giraudo es oriunda de Zenón Pereyra y estudió agronomía en la UNR de Zavalla. “En ese entonces los pioneros de AAPRESID estaban buscando soluciones y mi padre fue uno de ellos. Nos dieron un espacio y allí fui presidente de AAPRESID joven, con un fluido intercambio con los mayores” recuerda. Trabajó en la empresa familiar y luego en el sudeste cordobés con distintas empresas. Desde hace 20 años se desempeña en grupos de trabajo donde inquilinos y propietarios ser ponen de acuerdo para realizar un trabajo integrado y superador. “Este año me encontró con esta enorme responsabilidad, alude en referencia a este nuevo desafío.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *