2 de mayo de 2014 10:20 AM
Imprimir

Acciones para evitar el ingreso de una enfermedad

Se destruyeron 1700 plantines porta injertos de naranjo agrio y 1500 plantas terminadas de limonero que no cumplían los requisitos fitosanitarios. El Senasa establece como requisitos fundamentales de prevención, la inscripción en el Renfo y la obligatoriedad de que el material sea producido y mantenido bajo cubierta.

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) completó la destrucción y quema de 1700 plantines porta injertos de naranjo agrio y 1500 plantas terminadas de limonero, situadas en un vivero en la localidad Las Piedritas, departamento Burruyacu, en el noreste de la provincia de Tucumán.

 

El Senasa constató la presencia de plantines porta injerto a cielo abierto en un vivero que no se adecuaba a los parámetros establecidos por la Resolución Senasa 930/09 para la producción de material cítrico, por lo que se labró el acta de constatación e interdicción. Finalmente, se procedió a la destrucción y quema total del material.

 

Según establece la normativa vigente, solo pueden comercializarse plantas y material de propagación vegetal cítrico certificado, proveniente de viveros registrados en el Registro Nacional Fitosanitario de Operadores de Material de Propagación, Micropropagación y/o multiplicación Vegetal (Renfo).

 

A fin de prevenir el ingreso y dispersión del Huanglongbing (HLB), el Senasa establece como requisitos fundamentales, la inscripción en el Renfo de acuerdo a la Disposición DNPV N° 4/13 y la obligatoriedad de que el material sea producido y mantenido bajo cubierta, según su Resolución N° 930/09.

 

La ley N° 26.888, que crea el Programa Nacional para la Prevención de la Enfermedad HLB, estipula en su artículo 5 que se debe “exigir la utilización de viveros bajo cubierta antiafido y la comercialización de plantas cítricas certificadas acorde a lo establecido por la Resolución Sagpya 149/98 y aquellas otras que la reemplacen o modifiquen”.

 

Cabe destacar que el HLB es la plaga más destructiva de los cítricos a nivel mundial y hasta el momento no tiene cura. Por eso, el Senasa recuerda que es obligatorio denunciar cualquier sospecha de su presencia comunicándose telefónicamente al 0800-999-2386 o al correo electrónico: alertahlb@senasa.gob.ar

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *