4 de mayo de 2014 14:03 PM
Imprimir

Trigo : Lucro cesante ! ! !

A días del inicio de una nueva campaña de trigo, el Gobierno aclaró que no abrirá el cepo exportador. Pese a esto, se anticipa un aumento del área sembrada, más ligado a argumentos agronómicos que económicos.

Según CREA, la Argentina cayó del quinto puesto en el ranking de países exportadores de trigo en 2000 al décimo puesto en la actualidad, superado por EE.UU., Unión Europea, Canadá, Australia, Rusia, Ucrania, Kazajistán, India y Turquía.

Según agrega el informe, los dos últimos ciclos productivos fueron los peores de los últimos 100 años: en 2013/14 se sembraron 3,6 millones de hectáreas y se cosecharon 9,2 millones de toneladas. Además, en las últimas seis campañas hubo áreas de siembra muy inferiores de los registros históricos, que oscilaron en 6-7 millones de hectáreas.

“Antes anunciaban medidas que luego no cumplían, ahora ni siquiera eso”, nos dijo esta semana el analista Carlos Etchepare, en franca referencia a la obstinación oficial por mantener el férreo cepo exportador en defensa de la entelequia de la mesa de los argentinos. Y a medida que pasan los días, se esfuma otra posibilidad de revertir esta funesta tendencia.

Recuperar una proporción significativa de la superficie sembrada con el cereal permitiría el ingreso de divisas a fines de 2014 y principios de 2015, cuando se acaben los dólares de la soja. También daría recursos estratégicos a los productores, para cancelar deudas y financiar la siembra de granos gruesos. Aliviar la presión directa sobre este cultivo beneficiaría primeramente al productor, que aumentaría el área a sembrar de manera significativa, pero inmediatamente también aportaría más “espalda” a las reservas y al Gobierno nacional, que comenzaría 2015 con otro nivel de recursos. Sin embargo, en la última cadena nacional, para el campo sólo volvió a haber chicanas.

El escenario actual difiere bastante al de 2003, cuando las retenciones se instalaron de manera “provisoria”. El tema requiere un debate honesto y profundo a nivel legislativo, aunque hasta ahora sean pocos lo que se animen a plantearlo.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *