4 de mayo de 2014 14:25 PM
Imprimir

Novedosa apuesta de Calmer para que haya más cebada en la chacra uruguaya

CompartiremailFacebookTwitterCon la zafra de cultivos de invierno cada vez más próxima, Calmer generó una innovación que establece la instauración de un nuevo canal comercial que permitirá incrementar en forma notoria el área cultivada con cebada, un cereal que desde el punto de vista agronómico es muy valioso para la agricultura nacional. Roberto Verdera, el gerente […]

Con la zafra de cultivos de invierno cada vez más próxima, Calmer generó una innovación que establece la instauración de un nuevo canal comercial que permitirá incrementar en forma notoria el área cultivada con cebada, un cereal que desde el punto de vista agronómico es muy valioso para la agricultura nacional.

Roberto Verdera, el gerente técnico de la cooperativa mercedaria, explicó que “si le resolvemos el tema comercial al productor, generándole condiciones para que el cultivo genere rentabilidad, vamos a contribuir a desarrollar un área mayor y estable en un cultivo de invierno que ha estado muy disminuido y que el país necesita”.

Precisó, de inmediato, que no se trata de establecer una competencia con el trigo, “se trata de lograr una complementación y, sobre todo, se trata de apostar a ver menos áreas de coberturas, menos puentes verdes, más área de cebada”.

El lunes 21 de abril, en la Casa de los Rurales de la Asociación Rural de Soriano (ARS), Calmer organizó una actividad para presentar a los productores el Programa Calmer de Cebada Cervecera 2014.

Francisco Lezama, gerente general de Calmer, explicó que se trata de “una nueva alternativa, basada sobre todo en una preocupación que hace tres años venimos manejando y que parte de la veranización que hubo de la agricultura uruguaya”. La inquietud responde, además,  a generar una alternativa que se necesita para una buena rotación, para una buena implementación de los planes de uso y manejo del suelo para el invierno”.

Lezama enfatizó luego que “es necesario que haya más cultivos de invierno, según dicen los técnicos que saben de esto, y creemos que para eso la cebada sin duda es una alternativa excelente”.

En ese marco, señaló que en Calmer “conocemos bastante de cebada, del mercado local y del internacional”, y que “pretendemos brindar una alternativa que ayude al cultivo y al productor, algo que esencialmente sume, porque nuestra intención no es para nada competir”.

Indicó que al respecto “no le podemos pedir a las malterías que consuman más de lo que producen, sabemos de esa limitación, aunque una de ellas que es con la que trabajamos en Calmer, MOSA (Maltería Oriental Sociedad Anónima), va a ampliar (su complejo industrial) y en eso la vamos a acompañar”.

El gerente general de Calmer indicó que la cooperativa trabajará para abastecer con cebada para malteo a MOSA, “pero cambiando un poco el enfoque, la intención es originar semilla, originar cebada y de esa originación parte irá para MOSA, por supuesto, y una parte para el exterior”.

Al respecto, remarcó que hay vínculos establecidos y contratos firmados con una cervecera internacional que requiere cebada, “vamos a desarrollar un primer año de experiencia piloto, tratando de buscar un esquema comercial que vaya sirviendo a todas las partes”.

En la jornada realizada en el salón principal de la sede de la ARS, en Mercedes y ante un centenar de productores, Lezama y Verdera dieron a conocer cómo se ha comportado el cultivo en las últimas campañas y las condiciones comerciales propuestas.

Se propone en este primer año una fórmula que, posiblemente, sea de transición, “estamos probando en la realidad, en el campo, aunque virtualmente estamos probando varias más”, indicó Lezama. Dijo que se promoverá cultivar unas 16 mil hectáreas este año, pero pensando ya en hacer mucho más el año que viene considerando la demanda prevista, que es creciente dadas las vinculaciones de Calmer.

El cálculo del precio base

En relación al precio base para la cebada, se determinará en función de una fórmula que contempla tres parámetros: el precio promedio móvil que durante los últimos tres años pagó Calmer a los productores vía MOSA (40% de la fórmula); el 100% del precio del trigo CBOT diciembre 2014 según el mercado electrónico con cierre el próximo 24 de noviembre (otro 40%); y un costo plus contemplando un 20% de utilidad sobre el costo promedio previsto para el cultivo de la zafra 2014 (20% restante de la fórmula).

Lezama indicó que, de esta manera, la formula considera la historia del mercado interno, otra parte de la ecuación contempla el mercado internacional “y la tercera pata tiene que ver con los costos internos”.
Todo esto, explicó, sin dejar de tener en cuenta una fijación de precio en forma anticipada, vinculada al precio del trigo en Chicago, una modalidad que le permite a los productores cubrirse.

El precio base será aplicado sobre el saldo de kilos que surja entre el total remitido y los 1.700 kg/ha como máximo de fijación anticipada.

Sobre la fijación anticipada de precios, el productor podrá realizarla al 95% de la posición de trigo CBOT (diciembre de 2014). La ventaja de fijación irá desde el momento de la firma del contrato hasta el 24 de noviembre de este año.

Grupo Trigo presente

Las 16 mil ha corresponden al área que cultivarán Calmer, sus socios, otros agricultores que deseen integrarse y también a los que integran las cooperativas que son miembros (como Calmer) de Grupo Trigo: Sociedad de Fomento Rural de Tarariras, Unión Rural de Flores, Calprose, Copagran, Calsal y Cadol.

Es una propuesta abierta “a socios y clientes, pero también a productores en general que estén dispuestos a sembrar cebada cervecera bajo un régimen de contrato”, explicó Verdera, quien informó que mediante un convenio Calmer se compromete a adquirir todo el grano que produzca el productor quien, por su parte, deberá comercializar a la cooperativa el 100% de la cebada para malteo que produzca en el área convenida.

Verdera señaló además que pueden participar productores no solo del área de influencia de Calmer, “pero pensando siembre en productores básicamente del litoral oeste, también en alguna del centro y sur del país, para que estén cerca de los silos de Calmer o de las plantas donde Calmer realiza acopios, considerando la franja de suelos de mejor aptitud, donde la cebada se comporta bien”.

En otro orden, puntualizó que “en la medida que aparezca un porcentaje de área con cebada forrajera, que en toda zafra aparece, también vamos a tener un canal de comercialización, eso está previsto con un plan comercial específico también con destino a la exportación para no quedar cautivo al mercado interno que es muy variable”.

Verdera señaló que en 2013 Calmer trabajó un área de 6.500 ha, considerando cultivos de cebada para malteo y para producción de semilla, en tanto este año las 16 mil ha mencionadas solo consideran la producción de grano para su industrialización.

Si bien se estima que este año el área de cultivos de invierno será mayor a la de 2013, sobre todo en cebada, “nosotros estaremos teniendo un crecimiento mayor al promedio de crecimiento que habrá a nivel país”.
La intención es que el área de cebada crezca para que la gestión de Calmer le sirva al productor, le sirva a la cooperativa y le sirva al país, según quedó claro en la actividad desarrollada en la capital de Soriano

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *