20 de agosto de 2011 11:04 AM
Imprimir

Rotaciones 2.0, nuevo concepto en manejo

Se busca aprovechar más el recurso agua

ROSARIO (De un enviado especial).- En el contexto de un simposio coordinado de manera conjunta por Fertilizar-Ipni, Octavio Caviglia, técnico del INTA Paraná, introdujo un concepto llamativo, vinculado con la sustentabilidad: el de las rotaciones 2.0.

¿Qué es? “La intensificación agrícola sustentable o rotaciones 2.0 es una propuesta superadora a la alternancia de cultivos de las rotaciones clásicas. Involucra un incremento en la productividad del sistema a través de un uso más intenso de los recursos disponibles, de las tierras más aptas para agricultura y de una creciente red de conocimientos”, explicó Caviglia, disertante en el congreso de Aapresid.

Según el técnico, la rotación de soja con otros cultivos estivales puede llegar a tener sus beneficios que van desde mejorar las propiedades del suelo, lograr más rindes hasta reducir riesgos climáticos y de mercados. Sin embargo, en su opinión, “si la rotación está basada sólo en cultivos estivales son esperables muy pocas mejoras en la eficiencia en la utilización de los recursos ambientales y efectos poco duraderos sobre las propiedades del suelo”.

Por ello, se apunta a tener más cultivos por unidad de tiempo, por ejemplo con más cultivos invernales. Y aquí aparecen tanto los cultivos de cobertura y aquellos que se puedan destinar para grano. También se pueden hacer más cultivos estivales.

Pero, al margen de esto, la clave es aprovechar mejor los recursos en zonas donde tal vez se desperdician por hacer un solo cultivo por año.

“En regiones donde el balance hídrico es favorable se desperdician una enorme cantidad de recursos cuando se realiza un sólo cultivo por año”, advirtió el técnico. Añadió que esos recursos pueden aprovecharse a través de la intensificación de la secuencia.

De hecho, al simularse diferentes secuencias de cultivos intensificados para Balcarce se logró observar un mayor aprovechamiento de las precipitaciones y de la radiación solar incidente.

Esto ocurrió con igual composición de cultivos pero con un mayor índice de intensificación. Para tener en cuenta, el índice de una intensificación se puede calcular como el cociente entre el número de cultivos y la duración de la secuencia. Así, secuencias que llevan más de un cultivo por año–un ejemplo simple es trigo/soja- tienen un índice mayor a la unidad.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *