5 de mayo de 2014 17:42 PM
Imprimir

Brasil desarrolla primera cabra clonada transgénica en América Latina

SAO PAULO, Brasil. La universidad brasileña de Fortaleza anunció este mes el nacimiento de la primera cabra clonada y transgénica de América Latina, fruto de un proyecto de investigación para la producción de una proteína humana necesaria para tratamiento del síndrome de Gaucher, refirió la investigadora Luciana Bertolini, colaboradora del proyecto. Gluca, como los científicos […]

SAO PAULO, Brasil. La universidad brasileña de Fortaleza anunció este mes el nacimiento de la primera cabra clonada y transgénica de América Latina, fruto de un proyecto de investigación para la producción de una proteína humana necesaria para tratamiento del síndrome de Gaucher, refirió la investigadora Luciana Bertolini, colaboradora del proyecto.

Gluca, como los científicos han bautizado al animal deberá producir la enzima glucocerebrosidasa, necesaria para combatir esta enfermedad, que a pesar de ser considerada rara y de carácter recesivo, es una de las que más generan gastos al sistema brasileño de salud pública.

Las personas con este padecimiento no consiguen producir una proteína que metaboliza un cierto tipo de grasa en el organismo. Entonces esa grasa se va acumulando principalmente en el bazo y en el hígado y si no es tratada lleva a la muerte.

La investigación tuvo inicio en 2011 con la colaboración de empresas y otras universidades. En el inicio fueron 45 cabras fecundadas con diez y quince embriones cada una, pero sólo una nació saludable y está siendo preparada para tener su lactación estimulada en este año.

La idea es que hasta el final de este año sea posible saber cuál es la capacidad de producción de proteína de cabra para a partir de entonces reproducirla e iniciar las pruebas preclínicas, la última fase antes de probarla en humanos y reglamentar el medicamento.

 

SIN KNOW HOW. En esa fase, apuntó la especialista, radica la mayor dificultad de la investigación por la falta de know how (conocimiento) suficiente en el país para la realización de este tipo de pruebas, siendo necesario enviar la investigación para institutos internacionales.

“Hay muchas cosas que no están puestas para nosotros todavía. Nuestro know how no es el de hacer las pruebas preclínicas. Ya hice mi parte, que fue producir el animal, ahora otra persona va a tener que seguir con las pruebas y ese es el link que está faltando”, dijo Bertolini.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *