6 de mayo de 2014 13:11 PM
Imprimir

Carnes uruguayas apuestan a mejorar inserción en EE.UU.

Uruguay está en condiciones de apostar al segmento de carnes bovinas de alta calidad en Estados Unidos. Así lo sostienen las empresas estadounidenses instaladas y desde el Instituto Nacional de Carnes (INAC) hay optimismo en lograr avances.

“Después de nueve años al frente del Instituto Nacional de Carnes (INAC), considero que produciendo a pasto, sin hormonas y a cielo abierto, no hay otro país más eficiente que Uruguay. Hoy el mundo le está dando un valor mayor a esos atributos”, aseguró a El País Luis Alfredo Fratti, presidente del INAC.

Por eso, en el marco de la misión oficial que encabezará el presidente José Mujica a Estados Unidos, para reunirse con Barack Obama, la meta es conseguir una ampliación de la cuota cárnica (son 20.000 toneladas peso embarque con 26,4% de arancel), donde se pueda apuntar a cortes de alta calidad certificados por sus atributos naturales con rebajas arancelarias o incluso, entrar con carne ovina con hueso.

“La forma de producción natural que tiene Uruguay, libre de hormonas, promotores de crecimiento, a cielo abierto y carne producida a pasto, es lo que tenemos que explotar más. Ese es el destino que tenemos como nación. Produciendo carne a granos hay otros países más eficientes y más baratos”, sostuvo Fratti a El País.

Hay empresas estadounidenses que han determinado que Uruguay puede proveer la carne para nichos de mercado sin hormonas y a cielo abierto, que hoy están creciendo adentro de Estados Unidos y así lo hicieron saber en una misiva enviada a la embajadora Julissa Reynoso.

“Soy optimista en lograr avances. Tenemos extraordinarias posibilidades de entrar con carne ovina con hueso, para lograr una cuota ampliada o con arancel menor, siempre y cuando las condiciones sanitarias que le imponemos a países que nos exportan, se puedan arreglar”, aclaró Fratti.

Estados Unidos tiene interés en colocar mollejas bovinas en Uruguay -para lo cual todavía falta una definición- y carne aviar; este producto ya fue admitido.

La meta de Uruguay sería apostar a las certificaciones del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) para garantizar los atributos que siempre tuvieron sus carnes: producidas a pasto y con la prohibición del uso de hormonas por ley.

De hecho, el INAC ya cuenta con 400 predios de Cerro Largo que están certificados por el USDA en el marco de un programa especial de carne natural que apunta a marcar las diferencias.

“La carne es una pequeña parte de todos los planteos que lleva el gobierno”, aclaró Fratti, que junto a los presidentes de las dos cámaras de la industria frigorífica, conformará la misión oficial que acompañará a Mujica.

Por su parte, la industria frigorífica también es optimista en lograr, en el corto plazo, una mejor inserción de la carne exportada en EE.UU., principalmente comenzando a incluir cortes de alto valor, sin descuidar el ingreso de mantas y carne para industria.

“El mercado de Estados Unidos está muy prometedor. Lo que Uruguay produce es lo que Estados Unidos y otros consumidores quieren, hay que insistir con eso”, sostuvo una fuente de la industria a El País.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *