6 de mayo de 2014 03:52 AM
Imprimir

Estiman que el clima frenará levemente las labores de cosecha

CompartiremailFacebookTwitterSegún informó la corredora Granar en su análisis de clima realizado por la CCA, esta semana tendrá como actor principal la presencia de neblina y bancos de niebla, manteniendo de esta forma el contenido de humedad en las capas inferiores de la tierra y las temperaturas promedio, haciendo que la cosecha se desempeñe de forma […]

Según informó la corredora Granar en su análisis de clima realizado por la CCA, esta semana tendrá como actor principal la presencia de neblina y bancos de niebla, manteniendo de esta forma el contenido de humedad en las capas inferiores de la tierra y las temperaturas promedio, haciendo que la cosecha se desempeñe de forma más lenta.

Cabe destacar además que, “solo en sectores reducidos las lluvias han producido una pausa en la cosecha, es decir, los milimetrajes en general no han causado problemas de piso. Igualmente las condiciones ambientales no son las óptimas y es posible que aun cuando la cosecha no se pare, el ritmo de trabajo sea más lento por los altos valores de humedad relativa que se generalizan en gran parte de la región pampeana”, explicó el infrome.

En detalle, para el lunes, todo el centro y norte del país presentará fenómenos de neblina y bancos de niebla durante gran parte de la mañana, que estarán entremezclados con algunas lloviznas tenues en algunos sectores del país. Luego se irán disipando, pero la inestabilidad se mantendrá y las precipitaciones se mantendrán en gran parte de la región central, especialmente el noroeste de la provincia de Buenos Aires, extremo sudeste de Córdoba y sur de Santa Fe, donde se prevén los fenómenos más importantes. Cabe destacar que toda la franja centro y este del país recibirá algunas lluvias tenues y aisladas debido al importante contenido de humedad.

Para el martes, las precipitaciones se irán retirando hacia el este, abandonando el territorio nacional, aunque todavía se mantendrá un resto importante sobre la zona del NEA, especialmente las provincias de Misiones y Formosa, con fenómenos de tormenta. Mientras tanto, en toda la franja central del país, el avance de un centro de alta presión generará condiciones de tiempo estable que favorecerá al desarrollo de neblina y bancos de niebla muy importantes en todo el país, pero particularmente en la región pampeana. Por último, se resalta que sobre la región patagónica y especialmente la franja centro y norte de esa región presentará condiciones de inestabilidad, provocando precipitaciones en forma de lluvias y algunos chaparrones especialmente sobre la zona costera de Chubut y Río Negro, mientras que sobre la región cordillerana no se descartan algunas nevadas.

Según el informe del CCA, el miércoles, el centro de alta presión se mantendrá firme sobre el área central del país, lo que favorecerá a mantener la humedad concentrada en las capas bajas de la atmósfera y desarrollar importantes bancos de niebla en la zona central y norte del país. Las precipitaciones continuarán afectando la región de la Patagonia, especialmente las provincias de Río Negro y Chubut, aunque durante la tarde, podrían afectar el extremo sur de la provincia de Buenos Aires, con fenómenos débiles y aislados. Cabe destacar que sobre la zona cordillerana de Chubut y Río Negro podrían continuar los fenómenos de nevadas aisladas.

“El centro de alta presión continuará dominando la región central del país, aunque lentamente se irá desplazando hacia el este o noreste, lo que irá estabilizando las condiciones sobre la región del NEA. Mientras tanto, sobre la región patagónica, también se prevé que se estabilicen las condiciones debido a que el sistema de mal tiempo se irá desplazando hacia el este y permitirá el ingreso de un débil centro de alta presión que se unirá al anticiclón previamente mencionado, generando toda una región con condiciones de tiempo estable”, pronosticó para el jueves Granar a través de su informe climático.

El viernes, las condiciones se mantendrán sin grandes cambios, dado que las condiciones seguirán siendo estables, debido a la presencia del importante centro de alta presión que lentamente se irá retirando hacia el este-noreste. Este desplazamiento del anticiclón favorecerá a que la circulación del viento rote al sector norte, y esta dirección permitirá el incremento de las marcas térmicas y un aumento aún mayor de la humedad en las capas bajas de la atmósfera. Esta situación irá generando condiciones de gran inestabilidad especialmente en la zona del NOA.

Finalizando, para el fin de semana la estimación climática detalla que: “con las condiciones de inestabilidad bien marcadas sobre el centro y norte del país comenzarán a desarrollarse precipitaciones especialmente sobre la zona del noroeste argentino, las mismas serán en forma de chaparrones y algunas tormentas, aunque los acumulados serán variables. Las precipitaciones podría extenderse hasta la zona norte de Cuyo y hasta la región serrana de la provincia de Córdoba durante el día sábado. El domingo, las condiciones de inestabilidad serán aún más generalizadas, por lo que se prevé que las tormentas afecten a toda la región central del país, especialmente desde La Pampa y centro de Buenos Aires hacia el norte del país, exceptuando la zona norte del Litoral que todavía mantendrá condiciones de tiempo estable por la influencia del centro de alta presión”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *