8 de mayo de 2014 13:54 PM
Imprimir

China frenó el ingreso de productos lácteos

Las exportaciones de productos lácteos argentinos a China quedaron frenadas por una normativa de ese país, y ayer el Gobierno realizaba gestiones para revertir esa decisión.
A través de un cambio en el sistema de registración de las plantas de otras naciones que pueden ingresar en su mercado, China dispuso de manera unilateral que los países y las empresas que no fueran auditados antes del 30 de abril pasado quedaran fuera de un listado autorizado para poder concretar negocios en ese país.

En efecto, hasta la nueva disposición, la Argentina estuvo exportando a China. En 2013, ese mercado fue el quinto comprador de leche en polvo para el país con 10.528 toneladas; el primero en el rubro “otros lácteos”, como suero de leche y suero de queso, con 32.549 toneladas, y el décimo en quesos, con 350 toneladas.

“Al día de hoy está todo frenado”, dijo Miguel Paulón, presidente del Centro de la Industria Lechera (CIL), quien también expresó: “Solicitamos a las autoridades que se solucione el problema”.

Otra fuente del sector informó que había gestiones conjuntas entre el Ministerio de Agricultura, Cancillería y la Consejería Agrícola en China para lograr el cambio de postura de los funcionarios chinos.

La Argentina le pidió a China hace varios meses que enviara una auditoría al país, pero hasta el momento no lo hizo, según contó una fuente del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa). De hecho, no sólo la Argentina quedó excluida de ese listado; también se encuentran en la misma situación otros exportadores, como los Estados Unidos, Canadá y Brasil.

“Esto no es por ningún problema sanitario; es por un tema de registros de China”, señalaron en el Senasa. En ese organismo informaron también que se le solicitó a ese país que mantenga en el listado a las plantas argentinas hasta tanto concrete la auditoría.

China es un importador de peso a nivel mundial ya que compra más de 1,4 millones de toneladas al año por un valor superior a los US$ 5000 millones.

Entre los exportadores argentinos de distintos productos lácteos a China figuran empresas de renombre como Sancor, Mastellone (La Serenísima), La Sibila y Molfino.

Sancor, el mayor exportador de productos lácteos del país, está buscando crecer allí con leches infantiles, un negocio que se prevé en alza por el cambio de dieta de la población china.

Anteayer, un cable de la agencia de noticias AP dio cuenta de que China reforzaba los controles para estos últimos tipos de productos para bebes. Sin embargo, la medida es para los lácteos en general y no se limita a un determinado país. “Esto afecta a toda la industria láctea y, además, no es sólo para la Argentina, sino que afuera han quedado también momentáneamente países importantes en la producción láctea mundial, como los Estados Unidos”, explicó una fuente de la industria, habituada a tratar con los chinos..

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *