9 de mayo de 2014 01:23 AM
Imprimir

Sospechas detrás de las trabas chinas

Lo que sorprendió a muchos fue el limitado número de países y plantas que resultaron habilitados en la primera lista dada a conocer ayer.

Las trabas impuestas desde el primero de mayo para la exportación de lácteos a China y reveladas ayer en exclusiva por www.lecherialatina.com no sólo perjudicarían a Argentina, sino también a Uruguay que tampoco figura entre los países habilitados para exportar.

Las nuevas reglas no eran novedosas, se sabía desde el año pasado que había cambio en las condiciones para el ingreso de lácteos al gigante asiático, pero lo que sí sorprendió a muchos fue el limitado número de países y plantas que resultaron habilitados en la primera lista dada a conocer ayer.

Sólo 13 países recibieron habilitación para exportar fórmulas maternizadas, a saber: Irlanda, Austria, Australia, Polonia, Dinamarca, Alemania, Francia, Corea del Sur, Holanda, España, Singapur, Nueva Zelanda e Inglaterra.

Y para el resto de lácteos se habilitaron 14 países: Corea del Sur, Singapur, Inglaterra, Irlanda, Austria, Australia, Bélgica, Polonia, Dinamarca, Alemania, Francia, Holanda, España y Nueva Zelanda.

Como vemos el continente americano en su totalidad, incluido EEUU, Canadá y Brasil, grandes jugadores que ha quedado afuera, por lo que las sospechas de que hay algo más que normativas sanitarias no dejan de rondar por la cabeza de los excluidos.

Para Argentina y Uruguay puede ser un golpe muy duro. Nuestro país exportó el año pasado un total de 132 millones de dólares, y llevaba exportados en los primeros cuatro meses del año poco más de 40 millones verdes, destacándose el envío de sueros, ya que China es el primer destino de exportación.

En Uruguay los números son similares, en los primeros 3 meses del año China se convirtió en el primer destino de los lácteos charrúas por un monto de 39 millones de dólares, superando a Brasil y Venezuela.

Desde Argentina, en el CIL elevaron la voz pidiendo urgente intervención de las autoridades argentinas, las que ya habrían hecho el reclamo correspondiente y siguen con preocupación el tema. Las últimas negociaciones trataban sobre los envíos que están en camino y esperaban contar con la buena voluntad de las autoridades chinas para que se permita el ingreso de los productos, por lo que en las próximas horas podrá haber novedades.

Lo cierto es que algunos creen que hay una jugada brava de parte de algunos países que lograron hacer lobby y dejar temporalmente afuera del negocio a otros, mientras otros piensan que la jugada la hace el propio gobierno chino buscando mejores condiciones de importación, léase precio, para los próximos meses.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *