9 de mayo de 2014 11:11 AM
Imprimir

Ahora la Federación Agraria se preocupa por aumento del rodeo ganadero

Pidieron un giro en la política del Estado, quieren abrir las exportaciones para que el excedente de hacienda no haga caer los precios del ternero.
Luego de numerosas críticas al gobierno por la pérdida de stock ganadero la FAA estima que “en el período 2014/15, se incrementaría el rodeo nacional en 500 mil terneros. Eso nos lleva a un aumento en la producción de carne, pero si el gobierno nacional no cambia las políticas hacia el sector, lejos de que resulte una buena noticia y una oportunidad para el país, se profundizará la crisis ganadera”.
 
Está claro que haya más hacienda o menos hacienda siempre es un problema “crítico” el que atraviesan los ganaderos federados. Pero lo más claro del asunto es que suba o baje el stock el verdadero problema es el gobierno, para la entidad que todavía conduce Eduardo Buzzi.
 
Tras la reunión y deliberación mantenida este jueves en Rosario, la comisión interna de la entidad agraria, con Buzzi a la cabeza, sentenció que el problema que sufren los pequeños ganaderos es “un período inflacionario muy importante, con aumento en los costos de producción y con equilibrio o bajas en los precios de nuestra producción de carne”. 
 
No se entiende cómo es posible que con una inflación “muy importante” haya “equilibrio o baja” de precios. A menos que lo único que no esté alcanzado por la inflación sea la hacienda de cría, por lo que habría que pensar en una perversa selectividad de la inflación, algo poco creíble. 
 
La FAA lo explica así: “El valor del ternero está por debajo, en un porcentaje importante, con respecto al precio del gordo, en desmedro de la cría, demostrando la falta de interés en la misma”. En pocas palabras la “muy importante” inflación se cierne sobre toda la cadena ganadera, aguas arriba y abajo del eslabón de cría, pero deja afuera a ese segmento.
 
Ahora, a diferencia de hace poco tiempo hay “un contexto de excedente de producción de carne vacuna” eso preocupa a los federados ganaderos porque sin exportaciones fluidas “con seguridad se producirá una caída de los precios reales para el productor” pero esa baja en el precio de la carne se convertirá en “aumentos al consumidor producto de la inflación”. 
 
Lo que dice la entidad es que cuando falta hacienda por “malas políticas del gobierno” la culpa de la suba del precio de la carne al público es fruto de la menor oferta de carne. Y cuando hay excedente de la oferta de carne también hay aumentos de precios al público por “malas políticas del gobierno”. 
 
Los federados apuntan en verdad a dos objetivos bastante explícitos la crítica al gobierno y sus “malas políticas” y el reclamo de apertura de la exportación, un calco de lo que exige la Sociedad Rural Argentina. Es lícito preguntarse por qué razón a esta altura de las circunstancias la Sociedad Rural Argentina y la FAA son entidades diferentes, si bregan por las mismas cosas.
Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *