9 de mayo de 2014 11:19 AM
Imprimir

En Uruguay el 60% de la soja que se plantó ya está vendida

Uruguay cosecha entre 3,6 y 3,7 millones de toneladas de soja. Las trillas están bastante avanzadas y el 60% ya está vendido, según confirmó a El País Fernando Villamil, gerente de Agrosur.

Los productores tenían en la cabeza una expectativa mayor de rendimientos, dado el buen desarrollo que mostró el cultivo. Pero, hubo problemas con el llenado de granos y los rindes quedaron 15% por debajo de lo esperado. En marzo, los productores miraban el esplendor de los cultivos y el efecto desilusión se generó porque todo ese buen desarrollo no se plasmó en kilos.

“Los precios que recibió el productor por ese 60% vendido están entre US$ 450 y US$ 500. Para adelante, las probabilidades de precios son más bajas”, sostuvo Villamil.

El operador estimó que para el segundo semestre, las probabilidades de precios son más bajas, porque el mercado de futuro para las condiciones más diferidas -después de julio- empieza a bajar porque la siembra de soja de Estados Unidos está 6% por encima de las expectativas. Para Villamil, en la medida que se vaya confirmando esa siembra y no aparezcan problemas climáticos que incidan en el desarrollo de los cultivos, “es muy probable que el mercado tenga una caída de US$ 40 o US$ 50 por tonelada en Chicago”.

Mientras tanto, los precios están sostenidos, básicamente por una falta de soja en Estados Unidos que “tuvo un consumo alto y exportaciones por encima de lo que estimaba el mercado, lo que determinó una caída de existencias importante, que llevó a que tenga que estar importando ahora sojas sudamericanas, principalmente de Brasil”.

Esas compras sostuvieron los precios pero se siguen reflejando en el mercado las bajas existencias actuales. La caída de las existencias tendería a modificarse recién en septiembre, con el ingreso de la nueva cosecha.

Trigo.

Mientras tanto, el mercado mundial muestra precios sostenidos para el trigo. Hay dos hechos que sostienen los precios del cereal. Por un lado están los problemas climáticos que sufre Estados Unidos, los que están afectando a los cultivos implantados que están por cosecharse (entre la segunda quincena de junio o principios de julio). La falta de humedad y las altas temperaturas siguen afectando su desarrollo.

A su vez, el conflicto entre Ucrania y Rusia está fortaleciendo los valores hoy, porque Ucrania es uno de los principales puertos exportadores del Mar Negro.

“Hay un cierto escenario de firmeza, pero todavía falta mucho, porque hay que esperar el tamaño definitivo de la cosecha del Hemisferio Norte, que es la cosecha más importante y que conforma la oferta mundial”, explicó el gerente de Agrosur.

La situación en el mercado internacional alienta la esperanza de los productores locales, que achicaron el área en al zafra pasada. Según Villamil se espera una siembra de trigo de 530.000 hectáreas, igual que la del año pasado.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *