9 de mayo de 2014 12:56 PM
Imprimir

Bromatología advierte sobre los productos que se elaboran con carne de cerdo

Dirección de Veterinaria y Bromatología del Municipio intensificó los controles a comercios que se encargan de vender productos provenientes de la faena de cerdos. Asimismo brinda una serie de recomendaciones para las personas que se encargan de la elaboración de los mismos así como también para la población en general a la hora de comprar […]

Dirección de Veterinaria y Bromatología del Municipio intensificó los controles a comercios que se encargan de vender productos provenientes de la faena de cerdos. Asimismo brinda una serie de recomendaciones para las personas que se encargan de la elaboración de los mismos así como también para la población en general a la hora de comprar estos productos.

En este sentido Severo Vila, director de Veterinaria y Bromatología, sostuvo que “es típico para esta época del año el comienzo de la faena casera de la gente que cría cerdos destinados a la elaboración de embutidos”, al tiempo que aclaró “recomendamos siempre lo mismo, luego del faenado del animal y antes de elaborar los productos deberán llevar una muestra de entraña a su veterinario de confianza para realizar un estudio de triquinosis”, indicó el funcionario local.

Sobre el estudio resaltó que “es rápido, accesible para todos y detecta si en el cuerpo del animal se encuentran parásitos o larvas de triquinosis, lo cual resulta fundamental ya que el animal no tiene síntomas de la enfermedad, crece, se desarrolla, engorda y uno piensa que no tiene inconvenientes y está sano”, agregó Vila en diálogo con los medios de comunicación de la ciudad.

El director municipal también manifestó que “se desarrollan inspecciones de rutina en comercios. Entre los puntos que se controlan se hace énfasis en los embutidos y está prohibida la venta de estos productos cuando provengan de una matanza familiar. Recomendamos no adquirir e ingerir estos alimentos que no posean los correspondientes rótulos que los identifiquen ya que en los mismos debe constar la fecha de realización, elaborador y vencimiento; a su vez resulta contraproducente la adquisición de estos alimentos en comercios que no se hallan habilitados para tal fin”, destacó Severo Vila ayer.

 

Nuevos datos

Según datos de la Dirección de Epidemiología bonaerense, el 40 por ciento de los casos se origina por la ingesta de chorizos caseros; el 12 por ciento por consumo de panceta, y en menor medida por consumo de bondiola y jamón. La enfermedad se manifiesta generalmente en forma de brotes epidémicos.

“A diferencia de otras enfermedades, la triquinosis tiene relación directa con la cantidad de personas que consumen el alimento y su gravedad con el grado de infección de la carne parasitada. Es una patología que se da en forma de brotes y son muy raros los casos aislados. No se trata de dejar de consumir productos caseros, lo importante es asegurarse que todo producto esté debidamente identificado con rótulo ya que esto indica que el animal se faenó en un frigorífico autorizado y que no tenía triquinosis”, dijo Vila.

 

El proceso

Los cerdos contraen el parásito triquinella spiralis si se los alimenta con desperdicios y si conviven con ratas. Al ingresar en el organismo del animal, se aloja generalmente en los músculos del diafragma, de la masticación, de la lengua, en la región lumbar, los intercostales, los párpados y en los ojos. Al consumir un alimento elaborado con carne de cerdo infectado el parásito ingresa al organismo humano. Durante la primera semana posterior a la ingesta del alimento contaminado la persona que contrajo triquinosis padece un desorden gastrointestinal severo que puede manifestarse con diarrea. Luego, a medida que va evolucionando la enfermedad, aparecen dolores musculares intensos y puede haber edema facial o hinchazón de los párpados. La triquinosis también produce picos de temperatura y un estado de decaimiento similar al de la gripe

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *