9 de mayo de 2014 14:01 PM
Imprimir

CECOTROFIA

La cecotrofia es una estrategia digestiva que permite al conejo reaprovechar el alimento, digiriendo este dos veces. Romero (2008) sostiene que a tempranas horas de la mañana, alrededor de las 8:00 AM el conejo se encoge, recoge sus heces con la boca y las ingiere, realizando esta acción hasta aproximadamente las 17:00 horas.
Debido a que aparentemente el conejo se come sus propias heces, antiguamente a esta acción se le llamaba coprofagia; no obstante, en el conejo se sabía que esta acción no era perjudicial y por el contrario beneficiosa, contrario a lo que sucede con los cerdos, perros o gatos con los cuales la coprofagia es mas bien producto de un trastorno digestivo, un problema nutricional, o mas bien un signo del estrés o aburrimiento.
 
Cecotrofia
 
 
Entonces en si para los conejos es bueno y para otros animales es malo, ¿en qué se diferencia la coprofagia del uno del otro?
 
Para comprenderlo debemos ir hasta uno de los últimos pasos digestivos. Una vez que la digesta ha pasado por el intestino delgado absorbiéndose la mayor parte de nutrientes, esta llega al ciego (órgano colonizado por microorganismos capaces de degradar la fibra del alimento) donde la fibra es separada mecánicamente según su tamaño por el peristaltismo (movimiento) en el ciego para solamente degradarse la fibra corta (< 0.3 mm.), mientras que la fibra larga (>0.3mm) es expulsada. 
 
Ocurren movimientos hacia adelante y hacia atrás que hacen que las partículas largas de fibra continúen su camino hasta el colon y finalmente se expulsen, mientras que las partículas cortas de fibra se retendrán en las paredes del ciego junto con el agua y se fermentarán. Cheeke (1987) lo explica bien en la siguiente imagen.
 
Selección y excreción de la fibra (Cheeke, 1987)

 

Esas partículas largas de fibra que se mencionan en la figura se excretan mayormente en la noche y son lo que nosotros conocemos claramente como heces verdaderas, técnicamente se le llaman heces duras. Son muy secas, con mucha fibra, poca proteína y redondas. Estas el conejo no las come, pues claro siempre las vemos en el piso de la jaula.

 

 
Por otro lado, está ese alimento fermentado que se retuvo en el ciego. Cuando está en este órgano se le llama contenido cecal, su fermentación se da durante toda la noche, cosa que en la mañana es expulsado por el ano. En este momento ya se le conoce como cecótrofo y el conejo lo consume directamente desde el ano antes de que caiga al suelo. Al cecótrofo también se le conoce como heces blandas. Veamos su composición nutricional.
 
Comparación nutricional entre heces duras, heces blandas (cecótrofos) y contenido cecal (Cheeke, 1987).

¿Por  qué el conejo se come sus heces blandas?

 
Porque el conejo es ineficiente para degradar la fibra, en primer lugar separa la corta de la larga para aprovechar solamente la primera, y en segundo lugar digiere la fibra por muy poco tiempo ya que necesita consumir grandes cantidades de alimento para satisfacer su requerimiento energético.
Por ello el conejo  ha desarrollado un mecanismo que permita compensar esa ineficiencia para utilizar la fibra y así aprovechar los nutrientes producto de la fermentación microbiana.
 
Por lo tanto, al comer el conejo sus cecótrofos, hace un mejor uso de la proteína del alimento, que a su vez contiene muchos aminoácidos esenciales, absorbe las vitaminas hidrosolubles (complejo B) producidas por los microorganismos del ciego y de los ácidos grasos volátiles producto de la degradación de la fibra por la flora microbiana que es fuente energética para las bacterias y para el conejo.
 
Finalmente, gracias a la separación mecánica de la fibra que conlleva finalmente a la cecotrofia, se aumenta la ingestión de material fibroso, ya que aquella fibra larga al expulsarse como heces duras tiene una gran importancia por su efecto lastre que permite el pasaje del alimento y aumentar así la ingestión de alimentos fibrosos. Por todo esto la cecotrofia es una ESTRATEGIA DIGESTIVA.
 
Cecótrofos a la izquierda y heces duras a la derecha
Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *