9 de mayo de 2014 16:56 PM
Imprimir

“Veterinario que certificó la tropa va a tener que hacerse responsable”, dijo María Nela González

URUGUAY : Comentario sobre el ganado intervenido por BEPRA antes de llegar a frigorifico .

La directora del Sistema Nacional de Información Ganadera (SNIG), doctora María Nela González, se mostró sumamente molesta con la situación generada el martes pasado en Paysandú, cuando la Brigada Especial de Prevención y Represión del Abigeato (Bepra), detuvo a dos camiones con embarque de ganado a una industria frigorífica sanducera, con clara anomalía en la guía de Propiedad y Tránsito, pero fundamentalmente, con 13 vacas que presentaban caravanas de terneros, lo que representa una grave falta al sistema de trazabilidad que implementa el país desde hace algunos años.
Respecto a lo sucedido, aclaró que es “la primera vez que se detectan vacas con caravanas de terneros”, y que el ganado al presentar la citada anomalía en las caravanas “debe ser faenado exclusivamente para el mercado interno u otros mercados alternativos”.
Como se recordará, EL TELEGRAFO adelantó el pasado viernes, que 56 vacas fueron intervenidas por la Bepra cuando eran transportadas a frigorífico por parte de una firma conocida a nivel nacional. Primero se detuvo a un camión, en donde el conductor exhibió Guía de Propiedad y Tránsito, constatándose que transportaba 26 vacas desde paraje Mataperros, departamento de Salto, hacia el Frigorífico Casa Blanca.
En el documento indicaba que el ganado transportado lucía una marca similar a la letra “L”, pero al inspeccionarse el ganado se descubrieron varias marcas distintas, por lo que se condujo el camión a su destino a efectos de someter a los animales a un control más riguroso.
Momentos después, arribó al frigorífico otro camión con 30 vacas entregadas a consignación de la misma firma para su envío desde paraje Catalán, Artigas, al frigorífico sanducero. Como en el otro camión, se hallaron reses con marcas distintas a las consignadas en la Guía de Propiedad y Tránsito.
A la mañana siguiente, personal de la Bepra junto al encargado de zona de Dicose procedió a la lectura y verificación de marcas del ganado intervenido la noche anterior. Como resultado, se halló una veintena de marcas diferentes a las declaradas.
Durante la inspección, también se descubrió que a 13 vacas se les había colocado recientemente caravanas de trazabilidad cuyos datos correspondían a terneros, por lo que se presume que les fueron cambiadas; en una adulteración a la norma de trazabilidad considerada –ante la ausencia de legislación penal en el área– una irregularidad administrativa y no un delito.

CONTRADICCIÓN
Sobre el particular, María Nela González, alegó que “no corresponde la faena para exportación, cuando un veterinario realizó la certificación e indicó que es tal categoría de animales y no lo son, porque surge una contradicción”. Aclaró que el MGAP, “cuando llegue el expediente, la división correspondiente, en este caso Sanidad Animal, investigará si hubo un veterinario del ejercicio liberal que certificó esa tropa, el que va a tener que hacerse responsable, porque dijo una cosa por otra”. La profesional precisó que hasta ahora “no se conoce una situación similar, en donde ganado adulto aparezca con caravanas pertenecientes a terneros. Si la hubo pasó desapercibido, pero no conocemos un caso tan notorio como éste”.
Consultada si puede ser una mancha para el sistema que promueve Uruguay como una de las particularidades más salientes, dijo que “es un hecho aislado y nunca habíamos encontrado un caso así. Dentro del Ministerio del Interior darán conocimiento a la justicia, y a su vez al MGAP y todas las autoridades competentes”, dijo. Sostuvo que “fue un procedimiento rutinario, en donde se detuvo a un camión cargado de vacunos, en donde tras la lectura de las caravanas salta la anomalía. Evidentemente se constata la irregularidad, pero a nosotros aún no nos llegó el expediente, pero está dentro de la órbita del Ministerio del Interior”.

MOLESTIA
Consignatarios confiaron días atrás a EL TELEGRAFO, inconvenientes que se plantean con la pérdida de caravanas, que en caso de desaparecer el dispositivo en novillos prontos para enviar a frigorífico, recurren a caravanas sobrantes u de otros animales, porque la caravana verde que se les entrega desde el MGAP, impide que esos ejemplares de la tropa puedan ir a exportación, generando una gran complicación.
“Si están haciendo eso, lo están haciendo mal”, dijo molesta la directora del SNIG.
“Nosotros estamos capacitando técnicos para que hagan un buen uso de todo el sistema”. Especificó que las caravanas verdes son “para los animales que están en incumplimiento, pero se ponen una vez que se pierden los dos dispositivos de color salmón, porque no sabemos que animal era. Hoy están todas las herramientas y terminan haciendo un uso inadecuado de ésto, porque si tenés una de las dos caravanas, podés sustituirlas por otra, que pertenece a ese Dicose. Llamando a un teléfono que está disponible las 24 horas, los 365 días del año, transfiere toda la historia de esa caravana a la nueva que le colocó, y no altera para nada una certificación”.
“No nos olvidemos que ésto es una política pública que ha puesto a Uruguay en la cima”, enfatizó González. “Que es un éxito y todos están viniendo a ver y quieren realizar algo similar en sus países, y que a Uruguay lo posicionó a nivel competitivo en los máximos niveles. Es muy triste que integrantes de la cadena de producción estén haciendo esas cosas. Es duro de escuchar”, dijo sumamente molesta e indignada.
Subrayó que “hacer las cosas mal por cerrar un negocio, es una visión cortoplacista, porque si viene una auditoria de los países compradores y ésto que me estás diciendo es real, los países vecinos o los auditores, y los compradores nuestros están sabiendo de ésto, Uruguay pierde transparencia y deja de ser lo que es”.
“Acá hay que aplicar sanciones y ser mucho más rígido, porque si no se cuida ésto que es muy valioso para el país, va a fracasar, y si ésto ocurre con esta herramienta, fracasa todo el país”.
González subrayó la importancia que hoy tienen las exportaciones de carne en el peso bruto de Uruguay como país agroexportador, “por lo que con estas acciones –respecto a lo sucedido el martes de la semana pasada–, se está matando la gallina de los huevos de oro”.

FUNCIONARIO EN PAYSANDÚ
Explicó que “no hay ningún sistema perfecto, y se van buscando soluciones, como es la incorporación de recursos humanos en el departamento de Paysandú, fortaleciendo el sistema, con la presencia de Pablo Pellatón, quien desempeña sus funciones desde las instalaciones de los Servicios Ganaderos departamentales.
La actividad del nuevo técnico, brindará cobertura en todo el departamento, supervisado por el ingeniero agrónomo Eduardo Crescionini Grasso, “quien venía a Paysandú una vez a la semana, por lo que ahora habrá mayor permanencia, con un funcionario con dos años de experiencia trabajando con nosotros en el MGAP, y radicado en la ciudad”.

DICOSE ES DEL MGAP
La doctora María Nela González indicó que “Dicose es una repartición del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP). En Paysandú está al frente un funcionario del Ministerio del Interior y en este caso coincide que es del Bepra, que articula con Dicose y conoce muy bien los procedimientos”. Hizo la aclaración, porque sucedió en la última capacitación, que “llegábamos a diferentes departamentos, y había integrantes del Ministerio del Interior, que creían que Dicose era una unidad ejecutora más de ese ministerio, y se enteraban que es una dependencia del MGAP”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *