9 de mayo de 2014 17:22 PM
Imprimir

El peor trimestre de exportaciones de la década K ! ! !

Entre enero y marzo, se exportaron 6,4 millones de toneladas de productos y subproductos.En el mismo período de 2013, se habían vendido 12,1 millones; maíz y trigo, los más perjudicados.

La política oficial de otorgar cupos, permisos (ROE) para exportar, cerrar exportaciones en forma arbitraria o no permitir exportar a pesar de haber otorgado ROE, ha dado sus frutos y debemos estar “muy orgullosos de ello”. Las ventas de la exportación durante el primer trimestre de 2014 fueron las más bajas de toda la historia reciente al caer el 47 por ciento con respecto al mismo trimestre de 2013.

Sólo las exportaciones de soja se salvaron; en el rubro harinas hubo una excepción, aunque con ganancias marginales durante el período enero–marzo del corriente.

En general los primeros tres meses del año suelen ser los más flojos de todo el año comercial y es normal que el trigo y el maíz aporten el mayor flujo de exportaciones y el mayor ingreso de divisas. Pero sucede que fue el mismo Gobierno el que logró que las exportaciones de trigo sean las menores de los últimos 20 años, al igual que las exportaciones de maíz.

De acuerdo a datos aportados por el Senasa, que certifica y controla las exportaciones, en el primer trimestre de 2014 se exportaron algo más de 6,4 millones de toneladas de productos y subproductos, contra 12,1 millones de toneladas exportadas en el mismo período de 2013.

El maíz fue el producto con la mayor caída en los embarques: las ventas al exterior en el análisis interanual tuvieron una baja del 82 por ciento, al pasar de 3,8 millones de toneladas en los primeros tres meses de 2013 a solamente 702.000 toneladas para el mismo período de este año.

El segundo producto más perjudicado fue el trigo. En el primer trimestre 2014, las ventas externas del cereal se derrumbaron el 62 por ciento, ya que se exportaron algo más de 720.000 toneladas contra 1,9 millones de toneladas durante enero-marzo de 2013.

Siembra por necesidad

Por cómo se proyectan las siembras de trigo 2014/15, con aumentos del 15/20 por ciento en la superficie, es probable que la producción llegue a 12 millones de toneladas, con lo cual el saldo exportable de la próxima campaña podrá llegar cómodamente a los seis millones de toneladas.

Y aquí, nuevamente, el productor y el país en su conjunto van a depender de la política de apertura de ROE por parte del Gobierno.

No hay que confundirse: el productor no siembra más trigo por la confianza y certidumbre que le genera el Gobierno, todo lo contrario en este caso.

El productor siembra más trigo pues se encuentra con una situación de humedad de los suelos en presiembra de las más favorables de los últimos años, tiene una gran necesidad financiera para fin de año, corta el ciclo de las malezas y mejora la rotación, ayudando a consolidar la sustentabilidad del sistema.

Ni hablar de retenciones

Si el Gobierno quisiera promover la siembra de trigo, con sólo anunciar la baja de retenciones a la exportación sería suficiente para que se desate una euforia de siembra.

Pero el Gobierno no quiere ni que le hablen de bajar las retenciones, lo ve como una gran derrota política y no como la gran oportunidad para que el país vuelva a ser “el granero del mundo”.

Como se puede apreciar, la falta de divisas en tiempo y forma que está sufriendo hoy el país “es pura y absoluta responsabilidad del Gobierno mismo”.

Por este motivo tuvo que salir a “pedir por favor” a los exportadores para que anticipen divisas por 2.500 millones de dólares en enero, días previos a la mayor devaluación de la era K.

Ya lo dijo la Reina Cristina: “no voy a bajar las retenciones mientras yo sea presidente”, es decir, hasta diciembre de 2015.

Toda una definición, y un hecho que nos recuerda al “cuento de la rana y el escorpión”, solo que en esta oportunidad el escorpión no pide ningún favor para cruzar el río, sólo clava su aguijón antes de cruzarlo, y mata, en definitiva, “la esperanza”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *