10 de mayo de 2014 10:42 AM
Imprimir

El precio de la soja subió en la Bolsa de Chicago tras el informe del USDA

Por el recorte del stock final estadounidense, la posición más cercana aumentó US$ 9,74 y cerró con un ajuste de US$ 551,53 por tonelada; en Rosario la oleaginosa se mantuvo en $ 2500.

Los precios de la soja subieron ayer en la Bolsa de Chicago , luego de que el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, en sus siglas en inglés) difundió su informe mensual de oferta y demanda de granos, en el que redujo el stock final estadounidenses 2013/2014 de 3,67 a 3,53 millones de toneladas, por debajo de los 3,65 millones previstos por el mercado.

Al momento de fijar los ajustes de la rueda, las pizarras mostraron alzas de US$ 9,74 y de 6,43 sobre los contratos mayo y julio de la soja, cuyos ajustes resultaron de 551,53 y de 546,38 dólares por tonelada. En el balance de la semana, estas posiciones aumentaron un 1,36 y un 1,10% frente a los valores en vigor el viernes anterior, de 544,18 y de 540,41 dólares.

El movimiento alcista, que fue impulsado por las compras concretadas por los fondos de inversión especuladores, fue mucho menos significativo para los contratos correspondientes a la campaña 2014/2015. En efecto, la posición noviembre sólo subió ayer US$ 1,82 y terminó la rueda con un valor de 450,57 dólares por tonelada. En este caso, el balance semanal dejó una mínima mejora del 0,31% respecto de los 449,19 dólares del viernes anterior.

La razón que amplió la brecha entre las cotizaciones de la soja también estuvo en el informe mensual del USDA. Ocurre que el organismo difundió ayer su primera proyección sobre la campaña 2014/2015, y en ella estimó la cosecha de los Estados Unidos en un récord de 98,93 mill./t, por encima de los 89,51 millones del ciclo anterior y de los 96,40 millones calculados por los operadores.

En su reporte, el USDA sorprendió al mercado al calcular la superficie destinada a la soja en 33,01 millones de hectáreas, por encima de los 32,20 millones proyectadas en su conferencia anual de febrero pasado y lejos de los 30,98 millones del ciclo 2013/2014. En función de este nuevo escenario, se prevé un mayor grado de volatilidad de las cotizaciones en las próximas jornadas, según evolucione la siembra en los Estados Unidos.

La soja argentina disponible no quedó comprendida ayer por la tónica alcista externa y se negoció al mismo valor que en la rueda anterior, dado que las fábricas mantuvieron su oferta en $ 2500 para las terminales de General Lagos, San Martín, Timbúes, San Lorenzo y de Ricardone. Según la Bolsa de Comercio de Rosario, el volumen negociado fue de 40.000 toneladas, muy por debajo de las 150.000 toneladas de anteayer.

En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), las posiciones mayo y julio de la soja subieron US$ 2,50 y 2, mientras que sus ajustes fueron de 315,50 y de 324 dólares.

Para la Argentina, el USDA mantuvo su previsión de cosecha 2013/2014 en 54 mill./t, por debajo de los 54,50 millones estimados anteayer por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

Respecto del maíz, las posiciones mayo y julio en Chicago bajaron US$ 3,25 y 3,55, mientras que sus ajustes fueron de 198,81 y de 199,79 dólares por tonelada. En el balance de la semana, estos contratos subieron un 2,23 y un 1,60% frente a los valores en vigor el viernes anterior, de 194,48 y de 196,64 dólares.

La razón de las bajas de ayer estuvo más relacionada con el mercado mundial que con el balance de oferta y demanda estadounidense. En efecto, el USDA elevó las existencias globales de 158 a 168,42 mill./t, producto de una mayor cosecha en Brasil y de una revisión del stock final de China, que creció de 72,20 a 77,70 millones.

En cuanto a los números para EE.UU., el USDA redujo el stock final 2013/2014 de 33,82 a 29,12 millones de toneladas, por debajo de los 33,38 millones previstos por el mercado en la previa del informe oficial.

Sí hubo condimentos bajistas para el maíz estadounidense en la proyección 2014/2015, dado que el organismo estimó la cosecha de maíz en 353,97 mill./t, por encima de los 348,91 millones previstos por el mercado.

En el mercado local, el maíz disponible se cotizó a $ 1450 en la zona de Rosario, sin la posibilidad vigente anteayer de mejorar esa marca en hasta $ 20. El cereal para entrega en junio y en julio se cotizó a 167 y a 163 dólares, con bajas de 3 y de 2 dólares.

Acerca del trigo, las bajas externas no modificaron la tónica de calma local y el cereal disponible se mantuvo en US$ 240 para Bahía Blanca. La mercadería de la próxima cosecha también se mantuvo estable, en US$ 200 para Rosario.

 

Prevén en alza la cosecha de trigo de la Argentina

En su informe mensual de oferta y demanda de granos en el nivel mundial, el USDA proyectó ayer la cosecha 2014/2015 de trigo de la Argentina en 12,50 millones de toneladas, por encima de los 10,50 millones de la campaña anterior. De igual modo, el organismo calculó un saldo exportable de 6,50 millones, contra los 2 millones estimados para el ciclo 2013/2014.

Según las cifras difundidas por el organismo estadounidense, la próxima cosecha global de trigo dejará un volumen de 697,04 millones de toneladas, un 2,38% por debajo de los 714 millones del ciclo anterior. La principal reducción productiva se daría en Canadá, cuya cosecha fue estimada por el USDA en 28,50 millones de toneladas, contra los 37,50 millones de la temporada precedente. También fueron previstos menores volúmenes para EE.UU. y para Ucrania.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *