11 de mayo de 2014 12:42 PM
Imprimir

En Uruguay aumentos de impuestos al agro por razones “ideológica y recaudatoria”

El presidente de la Federación Rural, Carlos Uriarte, fustigó al gobierno por pretender incrementar los impuestos al agro en base a cuestiones "ideológica y recaudatoria", lo que "desgraciadamente produjo un fuerte desestímulo a la inversión".

En el cierre del 97° Congreso de la Federación Rural realizado en la sede de la Asociación Rural de San José, Uriarte realizó un crítico discurso sobre las políticas económicas y sociales del gobierno, al señalar que se incrementó el gasto público, no se aprovechó la bonanza económica, faltaron inversiones viales y cuestionó el asistencialismio del Estado a personas que no quieren trabajar.

Antes del cierre del congreso, los productores rurales escucharon las ponencias de los precandidatos Pedro Bordaberry (Partido Colorado), Luis Lacalle Pou y Jorge Larrañaga (Partido Nacional), Pablo Mieres (Partido Independiente) y Gonzalo Abella (Unión Popular). Faltaron los frenteamplistas Tabaré Vázquez y Constanza Moreira, y el colorado José Amorín.

Uriarte recordó que “lamentablemente” los productores agropecuarios han escuchado que, en base a los altos precios internacionales de las materias primas y del costo de la tierra, el sector debería pagar más impuestos. “No es necesario resaltar que compartimos el concepto de que el que más gana o más tiene, debe compartir con los que más precisan. Pero sin que ello se promueva su incapacidad para enfrentar la vida sin ayuda”, dijo.

Ante la alternativa de aumentar la carga fiscal, Uriarte cree que ningún uruguayo debe pagar más impuestos.

“Si hay necesidades de más fondos, el camino no es el aumento de la carga impositiva de los uruguayos. A nuestro entender, antes se debería trabajar en mejorar la eficiencia de los profusos fondos públicos con que hoy cuenta el Estado”, indicó.

Tras calificar el tema impositivo como uno de los puntos vitales para el agro, Uriarte señaló que el sector agropecuario pasó de aportar en impuestos US$ 151 millones en 2009 a US$ 350 millones en 2013.

 “Entendemos que los cambios impositivos en el sector son de fuerte base ideológica y recaudatoria. Desgraciadamente han producido un fuerte desestímulo a la inversión”, reiteró el dirigente rural.

Uriarte reconoció que la situación del agro mejoró en forma indudable pero advirtió que este creció por debajo de lo que hizo el país.

Señaló que la economía uruguaya creció en un 60% desde el primer trimestre de 2005 hasta el tercer trimestre de 2013. Mientras que el sector agropecuario, en el mismo período, creció un 13%, agregó.

“Fue la peor tasa de crecimiento de toda la economía. El agro creció cinco veces menos que la economía”, advirtió.

También señaló que los precios internacionales de la materia prima se estancaron y en algunos casos tienden a la baja, en Uruguay los costos de producción “no paran de crecer”.

Recordó que algunos sectores agropecuarios sufren este problema y puso como ejemplo el caso del arroz donde la rentabilidad no es buena.

Uriarte criticó el estado actual de las carreteras uruguayas y señaló que no hubo previsión por parte de los últimos gobiernos. “Hace muchos años que se sabía que esto iba a suceder. La realidad nos pasó por arriba”, dijo el presidente de la Federación Rural.

Propuso la creación de un plan nacional de mejora de la infraestructura vial y llamó a participar en el mismo a todos los actores productivos del país.

Entre los puntos negativos de este gobierno, Uriarte mencionó el crecimiento “preocupante” del Estado que no se traduce en mejoras y el uso de la mayoría parlamentaria para aprobar leyes como la de responsabilidad penal del empleador y la de la megaminería.

Además, cuestionó los Consejos de Salarios del sector porque allí “se tuvo nula consideración” del punto de vista de los productores agropecuarios.

Uriarte se quejó que, en el pasado, la inseguridad era solo patrimonio de las ciudades, pero ahora “ya nos alcanzó a todos. Somos testigos de copamientos y hechos violentos en la campaña. Se trata de un grave problema”.

También cuestionó que una minoría adentro del Frente Amplio lograra imponerse y obtener los votos en el Parlamento para la ley de responsabilidad penal del empleador.

“No compartimos ninguna estrategia que promueva la división entre uruguayos. También nos preocupa que se fomente la división entre el campo y la ciudad”, dijo. E insistió en que existe una marcada intención en “dañar” la cordial relación entre patrones y trabajadores en el medio rural.

Tras advertir que sabía que el medio rural generaba pocos votos, Uriarte dijo que se pretende “ligeramente” dividir al campo y a la ciudad cuando el agro es uno los motores de la producción del país.

También llamó al gobierno a implementar más políticas para mantener a los pequeños productores junto a sus tierras. “Los productores pequeños no pueden competir”, dijo en alusión a que los ingresos de un pequeño campo no logran superar los costos.

Ayuda.

En su discurso, Uriarte reconoció “aspectos positivos” del gobierno como que el país sigue creciendo aunque en forma más lenta que años anteriores; la disminución de la pobreza rural; el descenso del desempleo en la campaña y la trazabilidad bovina.

Entre los logros del gobierno, el directivo ruralista enumeró el plan de manejo de suelos, el acceso de más mercados para el sector cárnico, los esfuerzos para fomentar el riego, la atención al productor familiar, las ayudas implementadas a productores afectados por desastres climáticos y el fomento de energías renovables.

Entre los logros del sector, Uriarte destacó la existencia de dos millones de terneros en el campo, y la exportación de ganado en pie, herramienta que permite al productor tener un precio base de sus haciendas.

Rentabilidad.

El ministro interino de Ganadería, Enzo Benech, replicó afirmaciones de los precandidatos Lacalle Pou, Larrañaga y Mieres referidas a la migración de productores a la ciudad -12.000 en el último año-, la no concurrencia de autoridades de dicha cartera al Parlamento a hablar sobre megaminería y el incremento de los funcionarios públicos.

“Se han dicho cosas que no son verdades”, señaló Benech. Explicó que los productores que se han ido a la ciudad son muchos menos de los señalados y advirtió que el gobierno sí dio explicaciones sobre la minería de gran porte en el Parlamento. “Con respecto al aumento de los funcionarios públicos, se regularizó la situación de miles de contratados ingresados entre 1990 y 2005”, dijo.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *