11 de mayo de 2014 14:02 PM
Imprimir

Dos países en uno

En Mercoláctea y Acsoja se debatieron los escenarios de la lechería y la cadena sojera nacional. Rosario recibió los eventos con una honestidad brutal.

El día jueves, Rosario albergó a dos de los eventos más trascendentes para el campo de toda la semana.

El primero de ellos, Mercoláctea, arrancó un día antes, y marcó una bisagra en la tradicional agenda de la cadena lechera acostumbrada a transitar por las calles del predio de San Francisco. En este nueva ubicación, un predio rescatado del abandono para montar exposiciones, la muestra volvió a reflejar la actualidad del sector lechero nacional.

Según los organizadores, la mudanza se justifica en la intención de “nacionalizar” la exposición para facilitar la llegada de gente de todos los rincones del país y de otros países. Inflación, falta de créditos, ralentización de exportaciones asomaron como las quejas más escuchadas en las calles improvisadas de esta Mercoláctea rosarina.

A la vez, la Bolsa de Rosario fue sede de un nuevo Seminario Acsoja, donde la cadena sojera debatió los desafíos de coyuntura y de proyección a futuro: los temas agronómicos, industriales, biotecnológicos, la propiedad intelectual, valor agregado y el escenario de la macroeconomía en los próximos dos años.

El cambio de paradigmas, está ahora enmarcado en la aparición de temas como la “explosión” de las malezas, los cambios ambientales, trabas para arancelarias al biodiésel, la caída de la calidad de nuestra producción, los nuevos bio materiales, y los problemas logísticos de siempre.

Mientras dentro de la entidad se debatían estos temas, en la vereda de enfrente, un pibe de unos 16 años le arrebató la mochila a un joven que transitaba por la peatonal; se subió a una moto y salieron disparados. El damnificado lo corrió unos metros junto con otros que se solidarizaron con él. Por poco no lo agarraron.

En simultáneo, tan sólo una calle separó a la Argentina real del país potencial que analizan los expertos.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *