13 de mayo de 2014 11:32 AM
Imprimir

Cerealeras volvieron a romper el récord de liquidación de divisas

La semana pasado se liquidaron casi 942 millones de dólares, en tanto que llevan liquidados en el año 8.747 millones de dólares. Así en la primera semana de mayo se liquidó un 30% más de divisas que el año anterior. Kicillof arremetió contra nuevo intento devaluatorio.
Las empresas cerealeras exportadoras nucleadas en Ciara-CEC informaron este lunes que liquidaron 941,7 millones de dólares, un 30% más de lo que se había realizado en la misma semana del año pasado. 
 
Con ese nuevo ingreso de divisas las liquidaciones  suman desde que comenzó el año al viernes último casi 8.747 millones de dólares, un 8,44% por encima de las liquidaciones acumuladas a la misma fecha que el año pasado.
 
Desde hace ya varios meses el dólar oficial se mantiene en los 8 pesos y desde distintos sectores económicos comienzan a sugerir que se “debería devaluar” ahora que están ingresando las divisas de la venta de soja, antes de que se vuelva a producir una corrida cambiaria.
 
En el mercado financiero piensan que el Banco Central “volverá a devaluar el peso de forma abrupta, como lo hizo a principios de año”, y hasta ponen cifras a la devaluación con un dólar que llegaría a costar entre 9,50 o 10 pesos antes de fin de año. Es decir una depreciación de la moneda argentina de entre 45% y 53%.
 
El ministro de Economía, Axel Kicillof, aseguró el fin de semana en declaraciones radiales que “Cuando un banquero dice que se viene una devaluación, está tratando de provocarla”, y apuntó contra el presidente del Banco Macro, Jorge Brito.
 
El banquero había señalado su  preocupación por la inflación, pero Kicillof acusó a Brito y las entidades financieras de estar “timbeando de nuevo”, y aseguró que las declaraciones del banquero son “una amenaza”.
 
La idea de que la liquidación de soja por parte de los productores se frene abruptamente en el segundo semestre también forma parte de los análisis en el comercio de granos. La historia ya se dio en 2013 cuando la incertidumbre cambiaria más las restricciones a la compra de la moneda estadounidense se sumaron las elecciones legislativas y la exhortación del ruralismo a “no vender” la cosecha.
 
El cóctel derivó en una escasez de divisas que tuvo como protagonista al sector exportador. Las cerealeras acordaron con el gobierno una liquidación para este año en torno a los 30.000 millones de dólares, con la expectativa de una cosecha de soja que podría ser récord si supera los 55 millones de toneladas.
Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *