13 de mayo de 2014 18:14 PM
Imprimir

Escasez de lubricantes paraliza tractores y preocupa a los agricultores venezolanos

Fedeagro calculó entre 80% y 90% la ausencia de estos productos en el país.

La escasez de lubricantes y baterías genera preocupación en los productores agrícolas. “Tenemos maquinaria paralizada en el campo, porque prácticamente no hay lubricantes y trabajar con el aceite pasado implica daños mayores”, indicó Aquiles Hopkins, vicepresidente de Fedeagro.

Calculó que el desbastecimiento de lubricantes ronda 80% y 90%, lo cual atenta contra la estabilidad de la siembra del ciclo de invierno y la producción general de alimentos en el país.

 
 

El agricultor está obligado a pagar altos precios por estos insumos cuando finalmente los consigue. “Prácticamente, no hay lubricantes. Cuando se consigue una paila de 19 litros, que debería costar 600 bolívares (US$95) en promedio, puede llegar a 3.000 bolívares (US$476) a 3.500 bolívares (US$555) . Un tambor de 218 litros, que debería estar costando 6.000 bolívares, se consigue entre 30.000 bolívares (US$4.764) y 35.000 bolívares (US$5.558)”, comentó Hopkins.

 

A la hora de iniciar la siembra de un cultivo es indispensable que el agricultor tenga almacenados los litros de lubricantes que utilizará en las próximas semanas, explicó Demetrio Fraile, presidente de la Asociación de Productores del Sistema de Riego Río Guárico (Aprosigua).

“No podemos negar que ha habido un esfuerzo por garantizar los agroquímicos y fertilizantes, pero los lubricantes son fundamentales para arrancar las siembras. A la fecha, no hay lubricantes en Calabozo, estado Guárico”, dijo y agregó que la situación se ha ido agudizando desde hace varios meses. “Cada vez hay menos”.

 

Plan de contingencia

El directivo de Fedeagro propuso que se diseñe con urgencia un plan de contingencia que le dé prioridad a la producción de alimentos y sirva para abrir canales directos con Pdvsa y las asociaciones de productores para el suministro. “Pero esto no puede ser la semana que viene, esto tiene que ser ya, no hay tiempo qué perder”.

Alertó sobre las “colas kilométricas” que hay en algunos puestos de servicio que venden este insumo y que muchos de los compradores son revendedores. “Eso perjudica al productor: más costos de producción, más inflación en alimentos”, dijo Hopkins.

La crisis de lubricantes amenaza aún más el ciclo de invierno, que está a punto de comenzar en zonas como Barinas y Portuguesa, donde ya se han visto algunos aguaceros.

A mediados de abril el sector de maquinarias, equipos y repuestos fue convocado al Sicad para la compra de divisas. Sin embargo, a la fecha no se han liquidado esos recursos, por lo que los productos aún no han llegado al país. “Parece insólito que un país petrolero, que tiene refinerías y tecnología de punta, haya escasez de lubricantes”, cuestionó el vocero.

 

Gaceta corregida

El pasado viernes, el Ministerio de Agricultura y Tierras (MAT) corrigió un “error material” de la Gaceta Oficial N° 40.376 del 20 de marzo y restableció los porcentajes de la cartera agrícola que habían sido ya fijados.

En la resolución N° 047 que circuló ayer en la Gaceta Oficial N° 40.407 se fijó que 75% de los créditos agrícolas deberán estar destinados al financiamiento de rubros estratégicos; en la gaceta anterior se había fijado el mínimo 60%. El MAT eliminó el aparte que obligaba a la banca a destinar hasta 15% de sus créditos a la maquinaria agrícola, según la gaceta de marzo. Hopkins dijo que la eliminación del aparte fue propuesta de ese gremio, ya que limitaba la entrega de los créditos.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *