15 de mayo de 2014 11:28 AM
Imprimir

LA LIMPIEZA DEL HUEVO PARA INCUBAR, UN FACTOR DE CALIDAD PARA EL POLLITO

Los factores que influyen en la producción de pollitos de calidad son varios y dentro de los mismos la producción de huevos incubables limpios y libres de contaminación es uno de los más importantes.

Para entregar buenos huevos incubables a las plantas de incubación tenemos que descartar una serie de ellos en las granjas de producción. Dentro de los huevos a descartar están los puestos en el suelo y los que se recogen de la cinta con restos de excre­mentos, pues ambos producen un porcentaje superior de pollitos de baja calidad.

La calidad de los pollitos producidos en las plantas de incubación debe ser monitorizada constantemente. Esto nos permitirá conocer su evolución a lo largo del tiempo, las diferencias entre las explotaciones y tomar medidas para mejorar los puntos críticos, ya sean granjas en concreto o manejos en general.

Las gallinas con la edad producen peor calidad de pollito. Las pautas de manejo durante el inicio de la puesta para reducir la puesta en el suelo dan sus frutos sobre todo al final del periodo de producción de las aves cuando las cáscaras de los huevos son más frágiles y porosas y en consecuencia son más susceptibles a la contaminación.

 

Puntos clave para la reducción de la puesta en el suelo:

•40 gallinas por metro lineal de ponedero.
•Perchas durante la recría.
•Evitar barreras que dificulten el acceso al ponedero (comederos o bebederos).
•Distribución uniforme de la luz (60 lux).
•Recolección frecuente de los huevos en el suelo, entre 6 y 12 veces al día durante la subida de la puesta.
•Densidad máxima 5.5 gallinas / m2 .
•Distribuir el alimento 30 minutos después del encendido de las luces.
•Respetar el espacio mínimo de comedero por gallina.
•Evitar el exceso de cama al inicio de la puesta.

Mantener las alfombrillas de los ponederos limpias y limpiar y desinfectar regularmente las cintas de recogida de los mismos es esencial para producir huevos incubables libres de contaminación.

 

Puntos clave para mantener los ponederos limpios:

•Mantener la cama seca.
•Limpiar y desinfectar las alfombrillas regularmente.
•Recoger los huevos 4 veces al día.
•Limpiar y desinfectar la cinta semanalmente.
•Monitorizar las muestras de alimentos para contaminantes (micotoxinas).
•Monitorizar la calidad del agua. Monitorear el recuento bacteriano y la concentración de cloro residual libre.
•Monitorear la cantidad y el tipo de fibra utilizada en la dieta.

Nuestro objetivo principal tiene que ser reducir al mínimo la puesta en el suelo hasta llegar a un porcentaje que nos permita descartar estos huevos.

 

Descargar presentación impartida: “La limpieza del huevo para incubar, un factor de calidad para el pollito

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *