16 de mayo de 2014 00:41 AM
Imprimir

Recuperan 24 novillos en Pellegrini

CompartiremailFacebookTwitterUna comisión policial del Area de Seguridad Rural de la UR I, a cargo del comisario Luis Fiks y el subcomisario Jorge Cerna, viajó el martes a la mañana hasta la ciudad bonaerense de Trenque Lauquen, para diligenciar un exhorto, con el objeto de llevar a cabo un allanamiento en un predio rural en la […]
Una comisión policial del Area de Seguridad Rural de la UR I, a cargo del comisario Luis Fiks y el subcomisario Jorge Cerna, viajó el martes a la mañana hasta la ciudad bonaerense de Trenque Lauquen, para diligenciar un exhorto, con el objeto de llevar a cabo un allanamiento en un predio rural en la zona de Pellegrini (Buenos Aires). Allí se encontraron 24 vacunos correspondientes a los que se buscaban por el mega robo ocurrido meses atrás en el campo La Cinco. La fiscal de Victorica Alejandra Moyano lleva adelante el caso.
El impecable blanqueo en el mega robo de 240 novillos, hizo que los vacunos robados fueran remarcados y caravaneados por quienes compraron en negro. Esto originó que la hacienda, una vez blanqueada con total impunidad en el oeste de La Pampa, se pudiera vender en firmas ferieras y que sus futuros compradores, hayan actuado de buena fe.
Como en este caso, un productor de Limay Mahuida adquirió 74 vacunos a uno de los acusados por el robo. En abril, tras un allanamiento en ese predio, se hallaron 32 animales. El resto, fue llevado a la zona de Alpachiri y luego vendidos a un productor de Pellegrini, donde ahora se realizó el allanamiento.
En esta oportunidad, estuvo el perjudicado, dueño de los novillos, quién reconoció sus 24 animales y, tras recuperarlos, los llevó hasta América, de donde es oriundo.
 

El caso.
El 20 de marzo del corriente denunciaron en la comisaría de Luan Toro el faltante de 240 vacunos de un predio rural de 630 hectáreas, que es parte de una división de hermanos del campo “La Cinco”, ubicado entre las rutas provinciales 10 y 12. El predio, propiedad de José Torres, oriundo de Luan Toro, tiene el acceso al campo por la ruta 12, en el límite de los departamentos Loventué y Toay.
El campo está a unos 10 kilómetros de Luan Toro. El faltante de animales se habría registrado entre noviembre de 2013 y los primeros días de marzo último. Puntualmente, el 8 de noviembre de 2013, un vacunador de Luan Toro firmó el acta de vacunación y certificó que en ese predio existía la cantidad de 538 bovinos. Entre los documentos que tiene la causa, figuran las guías donde certifican que a fines de 2013 ingresó el total de la hacienda al campo La Cinco.
Otros de los elementos que dan cuenta de esa cifra, es el acta de vacunación y la certificación del Servicio Nacional de Sanidad (Senasa). Asimismo, existen los recibos de pago de la firma dueña de los vacunos, hasta tres días antes de denunciado el faltante. “La firma propietaria de la hacienda le pagó todos los meses al dueño del campo una suma en pesos vía transferencia bancaria por el pastoreo de los 538 animales”, indicó el comisario mayor Alberto Morales a esta corresponsalía.

 

Senasa.
El comisario Morales aclaró ahora que “el Senasa no tiene responsabilidad sobre el manejo de las marcas, sino que se basa en un control netamente sanitario. Sostuvo que en este hecho particular, el Senasa hizo su aporte y lo sigue haciendo con importante información, que por su organización y un excelente banco de datos con que cuenta, pueden seguir el movimiento del ganado”.
Sobre el blanqueo de animales más importante de los últimos tiempos, Morales desligó de responsabilidades al Senasa, y cargó contra la habilidad que tuvieron los productores que compraron en negro y caravanearon la hacienda para luego venderla legítimamente.
“El blanqueo -explicó Morales- no se debe a falencias del Senasa, es netamente responsabilidad de quienes lo hicieron valiéndose de maniobras que en algunos casos pueden llegar a resultar delictivas y en otras simples infracciones, pero para nada es por una falta de control de dicho organismo.
El 29 de abril, en diálogo con este diario, Morales se había mostrado preocupado por la facilidad para blanquear los 240 vacunos y, además, había hecho hincapié en que los controles del Senasa deberían ser estrictos. “Nuestra preocupación está. Esto de blanquear siempre existió. Quizá no en grandes cantidades como en este caso puntual. Si los productores son hábiles, lo hacen. Mientras estén registrados en el Senasa a las caravanas las van a conseguir”, explicó.
Luego agregó: “No sé cómo harán cuando llega la fecha de vacunación. En algún momento tiene que saltar. Desconozco qué tan estricto es el control del Senasa. Debería ser estricto”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *